Pasar al contenido principal

Un Metro 6R4 de Grupo B con 7 millas va a salir a subasta

Nada de carreras. Nada de rallys.

MG Metro 6R4

El MG Metro 6R4 del Grupo B de rallys es uno de esos coches deportivos que nos hacen soñar a aquellos que tenemos veintitantos... o treintaitantos. O cuarentaitantos. Un bólido de carreras en un formato enano, de poco más de 3,5 m de longitud. Manejable y potente, ¿se puede pedir más? Pues sí: que esté nuevo. Se trata de un clásico ochentero deseado por todos los petrolheads que vivimos esa época de jóvenes, e incluso por los que tienen un poco menos de edad. ¿Y sabes qué? Ahora hay uno a la venta.

¡Un MG Metro 6R4 prácticamente nuevo!

MG Metro 6R4 instrumentación

Sin embargo, a este MG Metro 6R4 del Grupo B hay algo que le caracteriza sobremanera. Encontrar y poder permitirse un coche que formó parte de los mitos de nuestra infancia es tremendamente complicado. Que esté en muy buenas condiciones es más difícil aún. Pero que se encuentre casi a estrenar es toda una quimera. Y eso es lo que le pasa a este pequeñín. En su odómetro se refleja la pírrica e ilusionante cifra de 7 millas, que son poco más de 11 km. Lo que viene a ser un reestreno.

De todas formas, he de admitir que todo esto va en contra de la filosofía de un servidor. Utilizar los coches como un medio de especulación en vez de disfrutarlos... es algo con lo que discrepo. Pero no es menos cierto que si no fuera por esa gente que los usa para ganar dinero a costa de tenerlos guardados durante años en un garaje no podrían encontrarse estas ocasiones. Lo malo es que para permitirse un capricho así hay que tener un poderío económico que no está al alcance de todo hijo de vecino.

MG Metro 6R4 trasera

Este modelo fue comprado originariamente por un fan de la marca y de su trayectoria en competición. La operación se llevó a cabo a finales de 1986 y, desde entonces, fue trasladado a su casa y conservado como si fuera un cómic de miles de euros. Se le dejó puesta hasta la parafina. Diez años después fue trasladado a un museo, hasta que fue vendido en 2002 a su nuevo dueño. Este último lo ha tenido durante 17 años, tiempo en el que ha recorrido con él poco más de 3 km. Eso es a lo que se le llama disfrutar de un coche.

Pero bueno, quien seguramente lo haga será su futuro comprador, a quien conoceremos a finales del mes que viene dado que esta unidad será subastada por la casa de subastas Silverstone. El precio se desconoce, pero seguro que no será barato. A modo de colofón, comentar que este coche pesa menos de una tonelada y que debajo del capó dispone de un propulsor de gasolina V6 de 3.0 litros con 280 CV en la versión de calle y 350 CV en la variante de competición.

MG Metro 6R4 interior

Y además