Pasar al contenido principal

Cuando el Porsche 911 Targa tenía una luneta de plástico

techo clasico lujo coches deportivos
Un detalle muy interesante y bastante raro. ¿Lo conocías?

El Porsche 911 Targa con luneta de plástico es toda una rareza. Porsche no acostumbra a ofrecer materiales de dudosa calidad en sus vehículos, por eso quizás sorprende sobremanera que la marca se jugase un elemento clave de su Porsche 911 Targa en un material tan poco noble como el plástico. Pero: ¿sabes por qué fue? Esta es la historia del Porsche 911 Targa con luneta de plástico.

Sin duda, poco tiene en común con el Porsche 911 Targa 2020, todo un alarde de tecnología, con un sistema de plegado eléctrico que quita el techo y lo pone con solo tocar un botón, con una enorme luneta de cristal calefactada que ofrece una visibilidad excelente. El plástico es un material que lleva años sin usarse en las versiones descapotables o tipo carga, ya que para empezar, distorsiona bastante la visión.

Así es el Porsche 911 Targa 2020 Heritage Design, con guiños a los 60

Porsche 911 Targa con luneta de plástico: su historia

El Porsche 911 Targa fue la respuesta de Porsche a los nuevos requisitos de seguridad que se demandaban en EEUU para los coches descapotables. Los deportivos sin techo eran cada vez más velocidades y dinámicamente espectaculares, por lo que también eran más peligrosos. 

 

 

Para minimizar el riesgo, Porsche se sacó de la manga un descapotable con un arco de seguridad central que minimizaba el riesgo de lesiones en caso de vuelco. De paso, la marca alemana vio una oportunidad de ofrecer un nuevo producto en su catálogo y le dotó de personalidad propia.

El coche contaba con varias configuraciones: con todo cerrado, las sensaciones eran similares a las de un coupé. El cliente, podía elegir si abrir la parte central del techo, la luneta trasera de plástico o bien las dos, para tener unas sensaciones muy próximas a las de un descapotable.

Este es uno de los elementos que más se pueden echar de menos en los Porsche 911 Targa actuales, que solo permiten la apertura de la parte central del techo y no se consigue una sensación de descapotable puro tan evidente. 

 

Porsche 911 Targa con luneta de plástico: solo durante año y medio

El Porsche 911 Targa se desarrolló durante el año 1965 y fue presentado en el Salón de Frankfurt de ese mismo año. El coche fue un éxito desde su lanzamiento comercial en otoño de 1966, especialmente en EEUU: compartía gama con el 911 Coupé, el 911 S y el 912. 

 

techo clasico lujo coches deportivos

 

Sin embargo, la luneta de plástico fue un problema más que una solución: es cierto que rebajaba el peso y facilitaba la posibilidad de descapotarlo por completo, pero también hacía que la visibilidad trasera fuera prácticamente nula. Solo un año más tarde, en verano de 1967, se desarrolló un cristal trasero fijo y calefactable, para mejorar esa visibilidad en cualquier condición.

Un año más tarde, ya en 1968, todos los Porsche 911 Targa incorporaron de serie esta luneta trasera de cristal en lugar de la de plástico. Por ese motivo, los 911 Targa con luneta de plástico son una auténtica rareza y todo un caramelo para coleccionistas. ¿Y a tí? ¿Te gusta más con la luneta trasera de plástico y practicable o mejor el cristal fijo?

Buscador de coches

Y además