Pasar al contenido principal

Viejas glorias: esta es la historia del Renault 11 Turbo

El compacto deportivo ‘Made in Spain’.

compacto deportivo viejas glorias

Hoy en día los compactos deportivos son los coches nuevos más queridos en el mercado, al menos para los que nos gusta conducir sin renunciar a la habitabilidad o practicidad de un coche grande, de un coche de cinco plazas y un buen maletero. Este concepto nació a mediados de los años 70 con el Volkswagen Golf GTI y muchos fueron los que siguieron su estela, muchas veces orientados al mundo de la competición. El Renault 11 Turbo es un buen ejemplo.

¿Sabes cómo funciona el turbo de tu coche?

Coches como el Lancia Delta HF Integrale, el Ford Escort RS Cosworth, el Peugeot 205 GTI o el Renault 5 GT Turbo son buenos ejemplos de auténticos deportivos con carrocería compacta y apta para un uso diario. Como de decía, muchos de ellos provenían del mundo de la competición, pero el R11 Turbo de este artículo, no tenía nada que ver con las carreras: el objetivo de Renault era ofrecer un coche rápido, estable y divertido al volante, pero también sensato y con un precio interesante.

 

 

Y es que el Renault 11 Turbo tiene poco de ‘coche loco’, a diferencia de algunos de sus rivales. Corría el año 1977 cuando se encargó a Robert Opron el desarrollo de un nuevo modelo compacto, un sustituto del Renault 14 y lejos de la órbita de Peugeot. El proyecto L42 nació en una época económicamente complicada, con la Crisis del Petróleo todavía muy presente entre los fabricantes: se buscaba la máxima austeridad y fiabilidad, coches duros y baratos de mantener. 

En 1981 nacía el Renault 9, un sedán compacto de tres volúmenes que fue nombrado Coche del Año en Europa en 1982. Una berlina compacta que mostraba el camino a seguir: se utilizó un motor Sierra derivado del R12 colocado en posición transversal y asociado a una caja de cambiosmanual de cuatro velocidades. Eran mecánicas humildes, con potencias de entre 48 y 60 CV en sus versiones básicas. El Renault 11 nació poco después, en 1983, ofreciendo una carrocería hatchback muy interesante con tres y cinco puertas: era la base ideal para crear un coche con un marcado carácter deportivo.

 

Su sustituto: así se mueve el Renault Mégane RS 2018

 

La versión deportiva del Renault 11 apostó por la denominación Turbo, que en aquellos momentos se asociaba con la velocidad y con el mundo de la competición. El R11 Turbo llegó en 1984 con una potencia inicial de 105 CV, un motor de 1.4 litros con un carburador monocuerpo y un turbocompresor Garret T2. Un motor pequeño con un consumo homologado aceptable para la época (8 litros a los cien) y unas prestaciones notables, gracias a un peso en conjunto que superaba por poco los 900 kg.

El Renault 11 Turbo rápidamente se convirtió en el rival más potente de modelos como el Peugeot 309 GTi, el Opel Kadett GSI o el Volkswagen Golf GTI. Era un modelo con un planteamiento no demasiado radical, ofreciendo comodidad y un gran equilibrio entre buenas prestaciones y confort. Aunque la principal cualidad del R11 Turbo era un precio de derribo, culpable en buena parte por estar fabricado en la planta de Renault en Palencia.

 

 

Su precio, de 1.280.000 pesetas, era notablemente inferior al de algunos rivales, que rondaban los dos millones. Ese fue el motivo de su gran éxito entre aquellos que querían un coche pintón, rápido y con unas prestaciones notables sin llegar a morir en el intento. Tenía algunos fallos como una dirección algo imprecisa, pero nada grave: su motor era muy fiable. Más tarde, en 1986, el Renault 11 Turbo se actualizó con la llegada de 10 CV extra: ahora producía 115 CV y se mejoraron algunos elementos técnicos, como los frenos de disco en las ruedas traseras. 

El Renault 11 Turbo no tiene el nombre del R5 GT Turbo ni de otros compactos deportivos, más salvajes, más emocionantes y más exigentes. Pero sí que es uno de los compactos deportivos más populares en nuestro país, un coche honesto y que ofrecía imagen, fiabilidad y prestaciones a muy buen precio. Sin duda, un coche para iniciarse en esto de los coches deportivos. Tanto el Renault 9 como el Renault 11 fueron sendos éxitos en nuestro país, aunque ese R11 Turbo, con su carrocería hatchback de tres puertas y esas letras Turbo en el lateral fue el que nos robó el corazón.

No te pierdas la gama de Renault al completo

Lecturas recomendadas