Pasar al contenido principal

¿Vale la pena comprar un Renault Mégane RS de segunda mano?

Un compacto deportivo a la sombra del Golf GTI.

Sport compacto deportivo r26 f1 team

Así es amigos y creo que es algo bastante innegable: si bien cuenta con más potencia y una puesta a punto más radical, el peor enemigo del Renault Mégane RS de segunda mano es el Volkswagen Golf GTI. El mercado de ocasión es diferente y las modas y los pequeños detalles marcan la diferencia, más allá de potencias y cualidades dinámicas. ¿Vale la pena comprar un Renault Mégane RS de segunda mano?

Te interesa: la historia del Renault Mégane RS en un minuto

No solamente vale la pena sino que es algo recomendable. Con la llegada del Renault Mégane RS recién presentado es muy posible que la anterior generación se devalúe todavía más. Es un gran coche: su chasis, tanto normal como Trophy, ofrecen un comportamiento un puntito más radical que el de muchos de sus rivales, mientras que el motor de cuatro cilindros y 250 CV en sus versiones de acceso ofrece un gran empuje y buenas prestaciones. 

 

Vídeo: Hülkenberg prueba el nuevo Mégane RS en Spa

 

Ahora bien, el precio del Renault Mégane RS de segunda mano es su principal baza: la primera generación mantiene bastante bien los precios en torno a los 8.000 euros: sus 225 CV y una puesta a punto bastante radical le hacen ser un buen candidato para quien quiera empezar en los compactos deportivos. La anterior generación, ya con 250 CV, parte en torno a los 14.000 euros. El problema es que por esos precios también encontramos al mencionado Golf GTI, mucho menos radical y poderoso prestacionalmente, pero con una imagen muy potente y una mayor oferta para elegir.

O prueba con un Audi TT de segunda mano

Si bien la primera generación contaba con esa particular carrocería hatchback con una trasera muy polémica, la siguiente evolución me parece un coche muy interesante para quien quiera la efectividad de un Renault Sport sin gastar una fortuna. Hay que reconocer que esa poca oferta hace que los precios no terminen de desplomarse: en España apenas hay ejemplares de la última evolución.

 

 

Con el precio de la última generación del nuevo Renault Mégane RS sobre la mesa (más de 40.000 euros), aquellos que busquen un Renault Sport pura sangre y no quieran dejarse medio riñón en la jugada deberán echar un vistazo al Renault Mégane RS de segunda mano: es una lástima que en España no se venda demasiado bien este modelo y la oferta en el mercado de ocasión sea tan limitada. Es un gran coche a muy buen precio.

Lecturas recomendadas