Sale a la venta el prototipo del Subaru Impreza 22B STi del Salón de Tokio de 1997

Prototipo del Subaru Impreza STI 22B del Salón de Tokio de 1997
Foto del redactor Sergio Ríos

Este Subaru Impreza STi 22B se venderá en agosto y tiene apenas 70 kilómetros. Se trata de un modelo muy especial y podría tratarse del más caro hasta la fecha.

Los coches nuevos, antes de llegar al mercado, cuentan con unidades prototipo que se usan para diversas cuestiones. Normalmente, estos modelos no acaban en manos de particulares y suelen tener que ser desguazados, pero este es un caso peculiar, ya que ha salido a la venta el prototipo del Subaru Impreza 22B STi presentado en el Salón de Tokio de 1997.

En los años 90, Subaru lanzó al mercado una de las variantes más deseadas del Subaru Impreza. El 22B es aclamado por muchos, gracias a elementos como su motor turbo de 2,2 litros con 280 CV, así como por su rendimiento en rallies con pilotos como Colin McRae tras el volante. Solo se fabricaron 400 ejemplares para Japón y los que sobreviven hoy están muy cotizados.

Ahora bien, ¿qué hace a este coche tan especial? Principalmente que, como decimos, se trata de un prototipo. En su placa numerada del interior se puede ver el número 000 de 400, ya que no fue un coche vendido al público. Era casi un coche de producción, pero se usó para presentar el modelo en el Salón de Tokio de 1997. Allí no se condujo y apenas ha sido así en más de 20 años.

Su odómetro marca 70 kilómetros recorridos y está como nuevo, lo que deja claro que ha sido cuidado como oro en paño durante todos estos años. De hecho, podría costar más… Sus dueños lo sabían, ya que pasó por varias manos después del evento automovilístico en la capital de Japón. 

Por lo visto, cinco prototipos del Subaru Impreza 22B se regalaron a miembros del equipo del WRC de la marca en aquellos años e incluso McRae recibió uno. Este, sin embargo, acabó en las manos de David Lapworth, de Prodrive, empresa que se encargó de crear los coches de rallies. Se trata del chasis 061819 y, tras Lapworth, ha estado en propiedad de varias personas.

El prototipo, en el Salón de Tokio de 1997
El prototipo, en el Salón de Tokio de 1997

Por supuesto, uno de los dueños fue Subaru, pero también acabó posteriormente con un coleccionista japonés. Así, ahora el coche busca un nuevo hogar y será subastado por Bonhams durante la Monterey Car Week de este agosto. Poco después sucederá lo mismo con la unidad de Colin McRae, que la subastará Silverstone Car Auctions el 26 de agosto.

Por lo tanto, si eres un apasionado del Impreza STi 22B, aquí tienes dos buenas oportunidades, aunque no saldrán baratas. Un ejemplar ‘normal’ se vendió hace un par de años por 259.000 euros y se estima que el de McRae alcance un máximo de 500.000 libras -unos 580.000 euros-. Claro, que ese tiene casi 12.000 km y este apenas se ha movido. ¿Será el más caro de la historia?