Pasar al contenido principal

TVR Griffith: ¡el mejor renacimiento desde el siglo XV!

Quieres uno. Lógicamente.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

¿Cómo llevas este lunes? Lo sé, horrorosamente mal. Por eso te traigo una de las mejores noticias que recibirás a lo largo de esta semana... y eso, teniendo en cuenta que mañana podremos empezar a ver todas las novedades del Salón de Frankfurt 2017, es bastante: se llama TVR Griffith, supone el renacimiento de la mítica firma británica y ha debutado en el festival Revival de Goodwood -aquí las mejores fotografías que hice en el Festival de Velocidad-

¿Sabes cuál es el deportivo británico más caro jamás vendido?

Vale, puede que creas que cuando una marca tan mítica como TVR -aquí tienes sus ocho modelos más icónicos- desaparece lo mejor es dejarla para no hacer que su regreso sea un auténtico desastre, como ya ha ocurrido en otras ocasiones. Pero te aseguro que la receta empleada por sus actuales propietarios es buena, llega embalada en una carrocería con muy buena pinta... y se convertirá en una pieza de coleccionista en cuanto las 500 unidades que conformarán su primera tirada -conocida como Launch Edition- se agoten. Y su precio no llegará a los 100.000 euros. ¡Corre!

 

 

Siento haber empezado por la parte que probablemente menos te importe del TVR Griffith, que es su precio. Para los verdaderos y verdaderas petrolhead aquí llega la parte importante de la información distribuida por el fabricante por el momento: montará un bloque V8 atmosférico de cinco litros de cilindrada como el que movía el Ford Mustang GT de nuestra prueba que, sometido a ciertos toques maestros de la mano de Cosworth, podrá entregar alrededor de 500 CV. Aunque pueda parecerte una cifra poco espectacular para lo que se ve hoy en día, gracias a un peso total inferior a los 1.250 kg -con un reparto del 50/50 y un chasis fabricado a base de aluminio, acero y fibra de carbono- el nuevo deportivo bretón será capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en menos de cuatro segundos con una punta de más de 320. Con caja de cambios manual. Como debe ser. 

Su elegante carrocería estará calzada sobre llantas de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20 en el trasero, con gomas de 235/35 y 275/30 en cada uno de ellos. Para detener al conjunto se ha confiado en un juego de frenos compuesto por unas pinzas de seis pistones en el tren anterior cuya misión será detener unos generosos discos de 370 mm y otras de cuatro émbolos encargadas de hacer lo propio con los traseros, de 350. Sí, la aburrida Unión Europea y sus malditos estándares para los coches nuevos -¿has visto todos los de 2017?- ha obligado a la marca a incluir elementos como el ABS y un control de tracción que, por suerte, será configurable al gusto del conductor. Bien.

 

VÍDEO: ¡5 coches renacidos!

 

Te gusta, ¿verdad? Es lógico. El TVR Griffith ha vuelto para devolver a la marca a la posición que se merece y de la que nunca debió apearse... y nosotros no podemos hacer más que aplaudir. Hasta que nos sangren las manos. 

 

Lecturas recomendadas