VÍDEO: Hennessey sigue despidiéndose del motor Hellcat como merece, quemando rueda

Foto del redactor Enrique León

Lo hace con este Dodge Charger Hellcat de Hennessey con 1.000 CV, un coche muy especial para la compañía. 

Hennessey sigue despidiéndose del motor Hellcat como merece, quemando rueda. Lo hace con este Dodge Charger Hellcat de Hennessey con 1.000 CV, un coche muy especial para la compañía. Como sabes, Dodge anunciaba el adiós al V8 Hellcat, un V8 sobrealimentado por compresor volumétrico que siempre desarrolla un mínimo de 707 CV y que es todo un icono para la marca y la división deportiva.

Este motor, que montan modelos no solo de Dodge, también de Jeep o RAM, se despide de la producción con los Challenger y Charger. Antes de que eso ocurra la empresa de preparaciones con sede en Estados Unidos está lanzando versiones de 1.000 CV. Montan sobrealimentadores, intercoolers y poleas de mayor rendimiento, contando también con convertidores catalíticos de alto flujo, cabezales de acero inoxidable y un sistema de ventilación del cárter mejorado.

VÍDEO: se cumplen 60 años del Maserati Quattroporte. Aquí tienes todas sus generaciones

“Durante casi una década, la actualización de 1000 HP de Hennessey Performance ha hecho sonreír a los propietarios de Hellcat. A medida que finaliza la producción del legendario Dodge SRT Hellcat, Hennessey presenta una serie de 50 Challengers y Chargers H1000 'Last Stand' de edición limitada. Únase a nosotros mientras Corey H., cliente habitual de Hennessey Performance, da una vuelta en el primer cargador Hellcat, número de serie n.º 01, H1000 'Last Stand'”, decía la compañía de preparaciones.

Por supuesto, las modificaciones están respaldadas por una garantía de tres años o 36.000 millas, unos 58.000 km. Las versiones HPE-1000 están probadas en pista y se someten a un total de 500 horas de pruebas para garantizar su comportamiento, según dice la empresa. Así que te invitamos a que subas bien el volumen y disfrutes de otro recital de poder V8.

Etiquetas: Vídeo