Pasar al contenido principal

El nuevo BMW X2 es el coupé de los SUV. Y mola

Ya está aquí, ya llegó

Imagen de perfil de Luis Guisado

El nuevo BMW X2 ya es una realidad. Dejamos atrás teasers, avances y demás para poder hablar del producto final que veremos en las carreteras más que probablemente en los primeros compases de 2018. ¡Y al que puede seguirle incluso un BMW X2 Cabrio!

No pienses en el nuevo X2 como un SUV, ni siquiera como el hermano pequeño del BMW X3 2018, sino como un 'SAC'. Sí, de verdad. Estas letras significan Sport Activity Coupé. Esto último puede resultar controvertido... y de hecho lo es (la primera vez que hablamos de SAC fue hace años con el X6, aunque antes SsangYong, con el difunto Actyon, ya se hacía llamar SUC: 'Sport Utility Coupé'), pero lo cierto es que si lo pones al lado del BMW X1, se puede decir que sí. De hecho, el 70 mm más bajo que este.

El diseño se ha realizado bajo la batuta de Adrian van Hooydonk, el gran jefe de Diseño de la marca. Sobre la misma plataforma que utiliza el propio X1, pero también el BMW Serie 2 GT e incluso el Mini Countryman, ha colocado una silueta que bebe directamente de las líneas avanzadas por el BMW X2 Concept (en la galería de abajo; no tenía mala pinta, no). En su día van Hooydonk dijo que este 'concept' mostraba “una nueva y excitante faceta de la marca BMW dentro del segmento de vehículos compactos”.

El nuevo BMW X2

De lo que no hay duda es de que el nuevo BMW X2 tiene aspecto deportivo. No puede ser de otro modo en una marca que basa su razón de ser precisamente en eso. Quizá por ello hay que andar con pies de plomo y el frontal mantiene la estética de los modelos X: la iluminación 'led' tiene una cara de “seis ojos” (no lo digo yo, lo dicen desde Múnich) que lo acerca a la familia

Uno de los detalles más curiosos está en la parte trasera. Si miras el lateral, en la caída del techo los dieñadores se han lucido para conseguir un toque muy dinámico. El pilar C, por su parte, tiene el logo de BMW que es un homenaje a los BMW 2000 CS y 3.0 CSL (en la imagen de abajo). En serio.

Con sus logos laterales influye en el X2. En serio

El nuevo X2 puede presumir de una carrocería aerodinámica. Con apenas un coeficiente aerodinámico de 0,28 (en parte gracias a algunas ayudas como el alerón posterior), también presume de estrenar un nuevo lenguaje en la parilla frontal, que por primera vez es más ancha por abajo. Esta tendencia debería desembocar en los riñones 'unidos' como los que tiene el BMW Serie 8 Concept.

En cuanto al interior, de serie contará con la pantalla central de 6,5 pulgadas, mientras que al pagar por el navegador te colocan la de 8,8” tan vistosa. En abos casos el control se hace por medio de controles en color negro brillante: prepárate para hacer un máster en borrado de huellas dactilares...

El nuevo BMW X2, con dos acabados M

Como no puede ser de otro modo, el recién llegado tiene dos versiones, M Sport y M Sport X. Aunque básicamente son lo mismo, se diferencian en algunos detalles.

X2 M Sport

Este acabado bebe de los coches de circuito. Tiene paragolpes específicos y estriberas laterales en color 'Dark Shadow' metalizado. Aparte de esto, en el interior utiliza tapizado en Alcantara con costuras en color azul. Fuera, de serie viene en color Alpinweiss, mientras que hay cinco colores más en opción. Las llantas 715M de 19” son de serie, pero se pueden montar 716M de 20.

X2 M Sport X

En este caso la fuente son los coches de rally. De origen también es blanco, aunque aquí aparecen siete colores como el Galvanic Gold. Las lalntas son distintas: las de 19” de serie son las 722M, pero opcionalmente está las 716M de 10 pulgadas. En el interior las costuras son de color amarillo.

El nuevo BMW X2

Los motores del BMW X2

El nuevo X2 tendrá tres motorizaciones de inicio. En principio habrá un BMW X2 sDrive20i y un X2 xDrive20d.

El primero es un cuatro cilindros de gasolina con 192 CV que está unido a la caja Steptronic de siete velocidades. Las prestaciones no están nada mal: 0-100 km/h en 7,7 segundos y una punta de 227 km/h.

El BMW X2 diésel solo está asociado al sistema de tracción integral con sistema de ayuda al descenso de pendientes. La caja de cambios Steptronic en esta ocasión es de ocho velocidades y el motor de 190 CV alcanza los 400 Nm.

Más adelante aparecerá el BMW X2 srive18i con el tricilíndrico de 140 CV del BMW Serie 1 y el xDrive18d, que con 150 CV se convertirá en el acceso a gama de gasóleo.

¿Sabemos el precio del BMW X2?

 

Lo cierto es que mientras lees esto, hay gente en BMW España que está decidiendo cuánto cobrar por el coche. Aún hay tiempo: el nuevo X2 se va a presentar en enero en el Salón de Detroit de 2018, así que está por ver.

Eso sí: en la marca nos han chivado que el nuevo BMW X2 costará unos 1.000 euros más que el X1. Es decir, que, sobre el papel, quedarían así:

BMW X2 sDrive20i: unos 39.000 euros

BMW xDrive20d: unos 41.000 euros

BMW sDrive18i: unos 35.000 euros

BMW xDrive18d: unos 38.000 euros

Aquí puedes ver un vídeo del BMW X2 en movimiento

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear