El buggy Tamiya Wild One de verdad empieza a venderse

Tamiya Wild One

Gustavo López Sirvent

La recreación del juguete de radiocontrol a tamaño de un turismo se ha hecho realidad. Este cuadriciclo eléctrico se podrá comprar en Europa desde 41.000 euros.

La compañía inglesa The Little Car Company anunció hace tiempo que transformaría el icónico Tamiya Wild One de radiocontrol en un buggy de tamaño real. Mucha gente no se lo creía pero ese anuncio se ha hecho realidad. Además, ya se ha comenzado a producir y los clientes pueden hacer pedidos, pero pensarás bien si consideras que no será barato.

El nuevo cuadriciclo será legal para circular por la vía pública tanto en Reino Unido como en la Unión Europea. El LCC Tamiya Wild One MAX costará nada menos que 41.000 euros. Además, los primeros 100 clientes que realicen un depósito tendrán características exclusivas. 

Al igual que el juguete de control remoto de los años 80, el LCC Tamiya Wild One Max es eléctrico y funciona con una batería de 14,4 kWh. Dado que el vehículo solo pesa 500 kg, es suficiente para ofrecer a los conductores 200 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 100 km/h.

Dentro del paquete básico, este buggy incluye asientos bucket Cobra con arneses de 4 puntos, una pantalla de 5'' con interruptores a prueba de agua y barro, frenos de disco Brembo y amortiguadores Bilstein ajustables combinados con muelles Eibach. Además, calza unos neumáticos Maxxis todoterreno de 14″.

Con el fin de que el conductor y el copiloto tengan la máxima seguridad y confort, la compañía británica ha realizado algunas modificaciones en el diseño original del coche de radiocontrol. La cabina se ha ampliado para acomodar a dos pasajeros adultos. 

Igualmente, las torretas de la suspensión delantera se suavizaron, siendo más práctico y seguro, mientras que la suspensión delantera en sí se actualizó a un diseño de doble horquilla. The Little Car Company también ha ideado un mecanismo de parabrisas y limpiaparabrisas para que haya una mejor visibilidad. Sus dimensiones son considerables, ya que mide 3,6 m de largo y 1,9 m de ancho.

Sus 100 primeros propietarios tendrán vehículos con características exclusivas. Cada una de las unidades de la Launch Edition mostrará una placa de titanio en el salpicadero (de fibra de carbono) que lo identifica como una edición limitada muy especial. Incluye un codiciado kit del icónico Tamiya Wild One de juguete para construir mientras esperan la construcción de su cuadriciclo.

La producción del Tamiya Wild One MAX de The Little Car Company comenzará a principios de 2024.  Después de la primera serie de modelos de la edición de lanzamiento, la producción del modelo estándar será ilimitada, pero los compradores deberán realizar un depósito de 4.100 euros. El modelo hará su debut en el Festival de Velocidad de Goodwood ​​este fin de semana.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: réplicas de coches