Los coches abandonados de Fukushima: fantasmas del segundo peor accidente nuclear de la historia

Nissan Silvia S15 abandonado en Fukushima

El triple desastre de Fukushima sucedió hace ya casi 12 años y la zona afectada ha permanecido intacta desde entonces. Por ello, multitud de coches permanecen abandonados allí desde 2011.

Hace casi 12 años del accidente nuclear de Fukushima. Todo comenzó con un terremoto de 9,1 puntos en la escala de Richter, el cual provocó un tsunami que dañó varios reactores nucleares de la zona. Por ello, muchas personas tuvieron que escapar casi con lo puesto, dejándolo todo atrás, incluyendo muchos coches que llevan allí abandonados desde entonces.

La población que escapó del desastre tuvo que dejar sus vidas atrás. Sus casas, con casi todas sus pertenencias y recuerdos, se quedaron allí. Asimismo, muchos también dejaron sus coches, que llevan desde aquel momento inmóviles y sin posibilidad de ser recuperados, ya que aún hay radiación en la zona. 

En definitiva, esta área no es totalmente segura aún, pero hay quien se atreve a acceder a ella para explorarla. Un caso lo encontramos en el canal de YouTube Exploring the Unbeaten Path, donde se ha publicado un vídeo de Fukushima en el que podemos ver muchos de los coches que han quedado abandonados. Si eres un amante de los modelos japoneses, esto te va a doler.

Multitud de deportivos JDM muy codiciados en la actualidad se encuentran allí desde el año 2011. Podemos ver un Honda S2000, un Mitsubishi Lancer Evolution, algunos Subaru Impreza e incluso modelos de Nissan como el 300ZX, un Skyline GT-R de la generación R32, un Silvia de la generación S14 y un 240SX S13. En definitiva, hay de todo.

Eso sí, también hay modelos más convencionales dentro del parque móvil japonés, como varios kei cars, coches como el Nissan Cube y clásicos como el Nissan Cedric. Asimismo, también hay automóviles de otros países, como clásicos estadounidenses y modelos europeos como algún Mercedes Clase S y Porsche 911.

¿No se pueden salvar?

En resumen, la zona de exclusión de Fukushima se ha quedado detenida en el tiempo y, en lo que a los coches se refiere, casi es un enorme desguace en la actualidad. Por supuesto, está la pregunta que muchos hacen: ¿No se puede hacer nada por salvar estos vehículos? La verdad es que no es tan sencillo.

Para empezar, estos coches aún tienen dueño, de manera que no puedes llevártelos así como así. Por otro lado, se encuentran en zonas restringidas. Además, después de tanto tiempo abandonados, es muy poco probable que puedan arrancar y moverse sin antes recibir algunas reparaciones. Sin embargo, además de esto, hay otro factor a tener en cuenta, que es la radiación.

En el propio vídeo de YouTube se explica con un Datsun que parece preparado para la competición. En una medición, se puede ver que la carrocería tiene aproximadamente 0,45 MicroSieverts (µSv), por lo que está contaminada, si bien no es un valor excesivo. Ahora bien, esto lo complica todo. De hecho, si piensas exportar un coche de Japón, no puede tener más de 0,3 µSv.

Por estas razones, recuperar estos coches es realmente complicado, así que aún siguen ahí y no se contempla la posibilidad de que vuelvan a la carretera. Como he dicho, prácticamente se trata de un gran desguace e incluso algunas personas han robado piezas de varios modelos abandonados con los años. Eso sí, no es lo habitual.

Por lo tanto, es innegable que esta es una verdadera lástima y una muestra más de aquel trágico suceso que se dio el 11 de marzo de 2011, en el que quedaron evacuadas más de 160.000 personas y se contabilizaron más de 18.000 muertos y desaparecidos. No hubo bajas por la radiación, eso sí, pero no deja de tratarse de un momento trágico que no será olvidado.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Japón, Motor, Coches japoneses