Pasar al contenido principal

¿Cuál comprar: Citroën C4 Cactus o Kia Stonic? Los puntos fuertes y débiles de cada uno

Descubre los puntos fuertes y débiles de cada uno

Imagen de perfil de Javier Leceta
Citroën C4 Cactus o Kia Stonic

En nuestra sección de ¿Cuál comprar? de hoy te traemos con dos modelos que cuentan con bastante aceptación en el mercado y que se basan en un concepto parecido, Citroën C4 Cactus y Kia Stonic. No obstante cada uno tiene una serie de particularidades que iré analizando en los siguientes apartados: 


Citroën C4 Cactus o Kia Stonic: dimensiones y diseño

 

 

A la hora de comparar estos dos todocaminos, lo primero que debemos hacer es echar un vistazo a sus dimensiones. Llama la atención que el Citroën C4 Cactus es más largo (4.170 mm frente a 4.140), pero en el resto es más pequeño: mide 1.729 x 1.480 mm (ancho y alto) por los 1.760 x 1.520 mm del Kia Stonic. No obstante, en el maletero vuelve a imponerse el francés, que ofrece más volumen de carga (348 litros frente a 332 y 1.170 frente a 1.135 -con asientos abatidos).

Centrándonos ya en el diseño, el francés apuesta por una estética que destaca fundamentalmente por la sobriedad (tal y como puedes ver en las imágenes). En líneas generales, puede decirse que apuesta por un aspecto más familiar. Por su parte, el coreano luce una imagen más de todocamino que destaque por su aire juvenil.

 

Kia Stonic 2018

 

Como siempre es cuestión de gustos, pero en este apartado nosotros nos quedamos con la imagen más todocamino y con cierto aire musculoso del Stonic.


Citroën C4 Cactus o Kia Stonic: interior

 

Citroën C4 Cactus (interior)

 

No esperes interiores deslumbrantes en ninguno de los dos coches. Aquí también Citroën C4 Cactus y Kia Stonic tienen un enfoque parecido: apuestan sobre todo la funcionalidad.

En el caso del Citroën C4 Cactus 2018 te encuentras con una gran pantalla central que controla numerosas funciones y un interior bastante sobrio que, eso sí, añade algún toque moderno (como por ejemplo, las divertidas tomas de aire). Los asientos de gran tamaño son otro aspecto destacado.

Por su parte, el habitáculo del Kia Stonic 2018 también apuesta por la practicidad pero tiene una apariencia menos moderna (pese a las combinaciones de color que incluye) y los plásticos del salpicadero transmiten una sensación de menor calidad que en el Citroën.

 

Kia Stonic (interior)

 

Así pues, y si nos centramos en el interior, el C4 Cactus resulta vencedor. Eso sí, no creas que en ninguno de los dos vas a encontrar acabados premium.


Citroën C4 Cactus o Kia Stonic: motores y comportamiento

La gama de motores de Citroën C4 Cactus o Kia Stonic abarcan un rango de potencias muy parecido: de 99 a 131 CV en el primero y de 99 a 136 CV en el segundo. Sin embargo, hay un matiz que debes tener muy en cuenta a la hora de hacer tu elección. Si estás pensando en un diésel, olvídate de la potencia en el caso del Citroën (sólo ofrece el HDi de 99 CV). Sí la tienes en el Kia, que apuesta por bloques diésel más potentes (1.6 CRDi de 116 y 136 CV).

Comportamiento. Aquí el galo se mantiene fiel a la tradición de la marca, y apuesta sobre por el confort de marcha y el bienestar a bordo: una misión que cumple perfectamente. Por lo tanto, el francés se convierte en un perfecto aliado para viajes tranquilos y relajados.

Por su parte, el Kia resulta un pelín más picante, aunque tampoco te vengas arriba… Cuando pisas a fondo, su chasis se siente un poco desbordado y es demasiado rebotón.

Ah, un estacazo a los dos: ninguno cuenta con versiones con tracción a las cuatro ruedas, así que olvídate de darles un uso como un todoterreno compacto de verdad: pistas por buen estado y mucho ojo con los terrenos resbaladizos.


¿Cuál es mejor: Citroën C4 Cactus o Kia Stonic? Conclusión

Entonces, ¿cuál es mejor: Citroën C4 Cactus o Kia Stonic? Pues en este caso, creemos que depende mucho del conductor al que vaya destacado.

Aunque el Citroën C4 Cactus se impone en varios apartados, considero que por diseño, interior, comportamiento, etc. este todocamino está más enfocado a personas que buscan un vehículo tranquilo en todos los aspectos: su diseño es tirando a soso; su habitáculo, bien resuelto y terminado; y su comportamiento no te causará ningún sobresalto salvo que hagas lo que no debes. Su precio oficial está comprendido entre 15.950 y 19.150 euros.

Por su parte, el Kia Stonic es un SUV algo más fresco destinado probablemente a un público que quiere un coche con un diseño menos clásico y un comportamiento un poco más alegre. Eso sí, también es algo más caro: está disponible entre 16.255 y 21.922 euros.
 

Lecturas recomendadas