Pasar al contenido principal

¿Cuál comprar, Skoda Fabia o Seat Ibiza? ¡Lucha entre utilitarios VAG!

¿Buscas un utilitario barato pero bueno para viajar más allá de la ciudad? Entonces esto te interesa.

frontal cual comprar detalle utilitario

¿Cuál comprar, Skoda Fabia o Seat Ibiza? Una pregunta de lo más habitual. Y es que es evidente: en el mundo en que vivimos hay coches nuevos para todos los gustos y necesidades. Personalmente, me gusta insistir en que cada uno debe conocer qué coche realmente necesita. Hoy vamos a comparar a dos modelos muy interesantes, con particularidades y semejanzas que los convierten en dos coches muy interesantes: el Skoda Fabia y el Seat Ibiza tienen mucho en común, ya que ambos pertenecen al universo Volkswagen, aunque los pequeños detalles aquí marcan la diferencia y, aunque parezcan muy parecidos, cada uno tiene su propia personalidad y su propio carácter.

 

Skoda Fabia o Seat Ibiza: diseño

 

 

Nada más empezar encontramos los primeros contrastes evidentes. El Skoda Fabia, como prácticamente todos los modelos de la marca checa, luce un aspecto frío y sobrio, muy al gusto alemán (no es de extrañar que el Skoda Octavia sea el vehículo NO alemán más vendido en Alemania). Es un modelo que bien podría pasar por un Volkswagen de hace unos años. El Seat Ibiza, en cambio, tiene un carácter más latino, con un diseño más afilado, más atractivo y más trabajado: se nota que la imagen tiene más importancia. Un detalle que delata esto son las dimensiones: el Skoda es casi 6 centímetros más corto, pero esa diferencia casi no se aprecia, ya que las formas del Ibiza hacen que parezca más pequeño de lo que es. La mayoría de potenciales compradores se quedarán aquí, ya que es donde mayor diferencia encontramos entre uno y otro: el Skoda es más convencional y aséptico, el Ibiza da más importancia al diseño y la imagen.

 

Skoda Fabia o Seat Ibiza: interior

 

Seat Ibiza FR

 

En el interior hay algunos detalles que también marcan la diferencia: la mayor batalla del Seat le dota de algo más de espacio para las piernas en las plazas traseras, aunque el Skoda consigue salvar la papeleta gracias a su carrocería tan cuadrada: luce buenas cifras tanto en altura como en anchura para un modelo de su tamaño. En cuanto al maletero, el Seat también se lleva la victoria, con 355 litros contra los 330 litros del maletero del Skoda Fabia. En términos de diseño, la verdad es que las diferencias no son como para decantarse por uno u otro: ambos delatan su origen Volkswagen tanto en diseño como en calidad de materiales o en los mandos.

 

Skoda Fabia o Seat Ibiza: equipamiento

Quizás aquí sea donde menos diferencias encontremos entre uno y otro. En general, el equipamiento es muy parecido: con el reciente restyling del Skoda Fabia 2018 el modelo checo se ha puesto al día en la materia y prácticamente no hay diferencias ni en términos de confort ni en cuanto a seguridad. La tecnología más moderna del Grupo Volkswagen a disposición de estos dos utilitarios.

 

 

Skoda Fabia o Seat Ibiza: comportamiento

En cuanto a comportamiento las diferencias vuelven a crecer ligeramente. Hay que decir que ambos coches se desenvuelven sorprendentemente bien en viajes largos, por lo que pueden ser una buena opción para quien busque un coche nuevo barato para usar en una zona urbana y para viajar lejos de ella. El Seat Ibiza tiene un planteamiento algo más dinámico, mientras que el Skoda apuesta algo más por el confort. No obstante, en la prueba del Seat Ibiza TGI pude recorrer más de 1.500 km con él y el resultado fue sorprendentemente bueno. Creo que aquí el Seat gana ligeramente al Fabia, ya que ofrece un mix muy interesante entre confort y deportividad. El Fabia luce unas suspensiones algo más blandas que lo penalizan más en zonas reviradas.

 

Skoda Fabia o Seat Ibiza: motores

Como podrás imaginar, los motores de uno y otro son prácticamente los mismos, aunque hay diferencias notables en la gama: el Skoda Fabia ha renunciado a los motores diésel y se conforma, únicamente, con tres versiones de gasolina. Un pequeño motor atmosférico de 75 CV, mientras que por encima encontramos el mismo 1.0 TSI sobrealimentado con 95 y 110 CV. Y ahí se acaba la fiesta. El Seat Ibiza ofrece motores para todos los gustos, cuatro versiones de gasolina de 75, 95, 115 y 150 CV, añadiendo además la atractiva versión TGI movida por gas natural comprimido así como dos mecánicas diésel de 95 y 110 CV. Eso sí, en ambos modelos se puede elegir un cambio automático DSG de doble embrague. Sin duda, aquí el Ibiza se vuelve a llevar el gato al agua.

 

 

Skoda Fabia o Seat Ibiza: precio

Aquí el Seat no tiene nada que hacer: el Fabia es más barato en cualquier versión o con cualquier propulsor. Por lo general, la diferencia de precio entre uno y otro es de unos 2.000 euros, aunque puede ser todavía mayor según las versiones. Por ejemplo, si buscas la opción más barata posible, vemos como puedes llevarte a casa un Skoda Fabia 1.0 MPI de 75 CV por 9.190 euros. El hermano urbanita del Seat Arona monta un 1.0 MPI de 75 CV con el acabado básico (incluyendo tapacubos) sale por 12.230 euros. ¡Más de 3.000 euros de diferencia! Así pues: si buscas un coche barato para ir del Punto A al Punto B con eficacia, creo que el Skoda Fabia es una gran opción: además, por poco más también hay disponible una versión familiar con más espacio interior y un gran maletero. Si valoras la imagen y te gusta conducir, creo que el Ibiza es más completo. Así que ya sabes: si te preguntas cuál comprar, si Skoda Fabia o Seat ibiza, tendrás que pensar si esa ligera diferencia vale 3.000 euros...

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear