Pasar al contenido principal

Golpe definitivo al diésel: la Corte alemana corrobora su prohibición

La ofensiva contra el diésel alcanza un nuevo escenario.

Contaminación humo avería Renault Laguna diésel

No nos gustan los tecnicismos y mucho menos el lenguaje propio del derecho, así que voy a resumir muy rápido lo que implica esta nueva decisión del Tribunal Superior de lo Contencioso-administrativo de Alemania. A partir de hoy los ayuntamientos de Alemania podrán prohibir los vehículos diésel más contaminantes sin la necesidad del desarrollo de una ley general estatal o a nivel federal. Es decir, cada ayuntamiento podrá decidir sobre su territorio qué hacer con los coches diésel sin que el Gobierno pueda mover un dedo: la pregunta si comprar un diésel o gasolina cada día parece más clara.

Te interesa: todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

¿Qué supone eso? Pues que en un plazo breve podrían entrar en vigor algunas de las medidas que ya conocidos recientemente: por ejemplo, en Stuttgart, ciudad donde el automóvil tiene una importancia especial, sede de Mercedes o Porsche, se espera que puedan prohibir la circulación de los diésel Euro 5 a partir de otoño de 2019. Ojo porque un diésel Euro 5 es un coche relativamente nuevo y muchos propietarios podrían verse obligados a cambiar de coche de manera forzada, en coches incluso con menos de 8 años de antigüedad: te recuerdo que la Euro 6 solo es obligatoria desde 2014.

 

 

La medida es muy polémica en Alemania y ayudará a que el pánico por los coches nuevos con motores diésel aumente considerablemente. Ojo porque hay otras ciudades, como Hamburgo, que afirma que comenzarán con las restricciones al diésel este mismo año. La cuestión es que cuando se anuncio estas medidas por parte de algunos ayuntamientos, muchos gobiernos federales se pronunciaron en contra, afirmando que estas decisiones debían ser tomadas por parte del los respectivos gobiernos de cada región. Hoy el tribunal da poder a los ayuntamientos para poder hacer lo que quieran en la materia sin la necesidad de una ley federal.

El miedo ya se ha instalado entre muchos alemanes y entre las máximas autoridades del país. Angela Merkel ya ha afirmado que se reunirá con los ayuntamientos para intentar coordinar unas medidas que podrían provocar que muchos alemanes dejasen de poder circular con sus vehículos por el centro de muchas ciudades. Voces más críticas, como el del Ministro de Transporte, Christian Schmidt, ha sido más duro: “debemos hacer todo lo posible para prevenir la pérdida de libertad de movimiento de nuestros ciudadanos y la reducción del valor de los coches.”

 

Coches con los que quedarte sin puntos del carné

 

Y es que ojo porque el precio de algunos coches diésel con pocos años se podría hundir en Alemania, algo de lo que podrían aprovecharse otros mercados como el español, donde las medidas contra el diésel parecen mucho más modestas, al menos de momento. Y es que las cifras son realmente abrumadoras: hoy en día se calcula que hay unos 15 millones de vehículos diésel, de los cuales, solamente 2,7 millones son compatibles con la normativa Euro 6. Eso significa que 12,3 millones de vehículos serían eliminados de algunas ciudades, una auténtica locura. ¿Te imaginas que se ponen a la venta 10 millones de coches diésel? ¿A la vez? Los Volkswagen Golf o los Mercedes Clase C con motor diésel podrían quedar a precios de derribo.

¿Te van los diésel? Aquí 5 vídeos de tractores que te harán querer conducir uno

Sin duda, el Gobierno de Alemania tiene un reto importante frente a su puerta y ya sabes: cuando veas las barbas de tu vecino cortar. La medida es polémica y muchas asociaciones de automovilistas ya han levantado su voz de protesta: “es una medida que solamente se debería tomar en situaciones excepcionales.” Comentan desde la VDA, la asociación alemana de la industria del automóvil. Un poco al estilo que hacen en algunas ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, donde las restricciones son puntuales únicamente en momentos de alta contaminación. En otras comunidades españolas se podría seguir algo parecido: en Baleares se prohibirá el diésel en 2025 (y el gasolina en 2035).

 

 

Y es que la medida alemana es radical: prohibición total de los coches diésel, incluyendo algunos que tampoco son tan contaminantes. Un golpe muy duro al diésel que podría adelantar la puesta en marcha de los coches eléctricos en muchas ciudades alemanas: aquí 9 marcas que ya han abandonado el diésel de su gama. Sin duda, estas medidas son las que, con el paso del tiempo, provocan los cambios de tendencia. El diésel está tocado de muerte y ahora queda por ver cómo los ayuntamientos, los gobiernos federales y el gobierno central se ponen de acuerdo para llevar a cabo unas medidas que podrían ser tomadas, en última opción, de manera unilateral por los ayuntamientos. ¿Veremos barricadas en las calles de Hamburgo y de otras ciudades alemanas? Sin duda, una medida que puede levantar ampollas, ¡estaremos atentos!

Lecturas recomendadas