Pasar al contenido principal

¿Es el Citroën C4 Cactus una buena opción entre las berlinas?

Se ha hecho mayor... ¿pero lo suficiente?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Prueba Citroën C4 Cactus

El Citroën C4 Cactus tuvo un gran éxito en su primera generación, gracias en buena parte a su arriesgada imagen, en la que los Airbumps jugaron un papel fundamental, y a su espíritu desenfadado en la línea de la nueva filosofía de Citroën. Sin embargo, fue presentado en 2014 por lo que iba necesitando un lavado de cara.

No te pierdas: ¿Quién va a comprar los coches de la nueva Citroën?

Por eso, a comienzos de año se presentaba el Citroën C4 Cactus 2018, una berlina -¡que no, que no es un SUV aunque lo parezca!- renovada con una imagen algo más convencional en la que los famosos Airbumps pasan a ser opcionales, por ejemplo. Bueno, convencional respecto a su predecesor, porque en realidad en poco o nada se parece al concepto que tenemos de berlina, que es ahí donde lo sitúa la marca.

Por tanto, aunque parezca un SUV, tenemos que valorar que es lo que ofrece para que nos decantemos por el Citroën C4 Cactus en lugar de otra berlina. Y en primer lugar, destacamos su habitabilidad: porque aunque serán cuatro los pasajeros que viajen más cómodos en su interior -y cinco como opción, como suele ser habitual- ofrece un maletero de 358 litros de capacidad.

 

¿Cómo de nuevo es el nuevo Citroën C4 Cactus?

 

Además, el nuevo Citroën C4 Cactus 2018 viene equipado con el sistema Grip Control, por lo que te ofrecerá un plus de versatilidad a la hora de afrontar superficies más complicadas como barro, hielo o arena, por ejemplo. Puedes conocer más detalles de este sistema a través de la prueba del Citroën C4 Cactus 2018

A esto se le suma el Citroën Advanced Confort, un sistema que combina la acción combinada de un mullido de sus asientos, unos nuevos amortiguadores dotados de unos topes hidráulicos para mejorar la comodidad a bordo del Citroën C4 Cactus.

 

 

Si a esto le sumas avanzados sistemas de conectividad, como el navegador 3D y el sistema Citroën Connect Box con llamada automática de emergencia, de serie en el acabado Shine, se convierte en uno de los coches a considerar, sobre todo si echamos un vistazo a su etiqueta.

Y es que los precios del Citroën C4 Cactus en España parten de 14.900 euros de la versión PureTech 82 y el acabado Live, mientras que el tope de gama, con motor PureTech de 110 CV y acabado Shine, parte de 21.400 euros. ¡Merece la pena! 

Todo lo que debes saber del Citroën C4 Cactus está en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear