Pasar al contenido principal

Ford, los 5 modelos más legendarios de su historia

Iconos e historia viva del automóvil.

Ford Mustang

El Salón de Detroit 2018 ha puesto sobre la mesa muchas novedades interesantes, especialmente de la mano del fabricante local Ford. Coches como el Ford Mustang Bullit o el futuro lanzamiento del Ford Mach 1, un SUV eléctrico de altas prestaciones, dejan clara la voluntad de mirada al pasado para volar hacia el futuro de la marca, sin duda, una de las marcas más importantes de la historia del automóvil: estos son los coches más legendarios de Ford, joyas sobre cuatro ruedas que lo cambiaron todo.

 

Ford Model T

 

coches más importantes de la historia inicios rolls-royce ford model t panhard hispano suiza

 

Henry Ford, desde finales del Siglo XIX, tenía algo claro: el automóvil era el futuro de la movilidad humana. No obstante, en aquellos tiempos, los coches solamente estaban al alcance de la gente con dinero, inalcanzable para la inmensa mayoría. En 1906, Henry Ford pronunció su frase más famosa: “Voy a construir un coche para el pueblo, el automóvil universal.” Dicho y hecho: el Ford Model T empezó su producción en 1908 y su coste pudo bajar tanto gracias a la producción en cadena, una industrialización total que permitió bajar mucho los precios, lo que consiguió su objetivo final: se el coche del pueblo. Al menos de la clase media. Se produjeron más de 15 millones de ejemplares y colocó a Ford como la marca más importante del mundo, a distancia, durante el primer cuarto del Siglo. 

 

Ford F Series

 

 

Te interesa: no te pierdas el configurador del Ford F-150

EEUU y Ford no serían lo mismo sin las pick-up. La Ford F-Series nació en 1948 con la voluntad de ser un coche de trabajo, perfecto para ser utilizado en el campo. Desde el primer momento triunfó, dejando claro que ese tipo de vehículos cubría una necesidad clave en un gigantesco país que necesitaba coches de transporte semi-pesado. Hoy la Ford F Series sigue siendo el coche más vendido de EEUU y probablemente es el coche que ha asegurado la viabilidad económica de Ford durante sus 70 años de vida. Un Ford legendario, sin duda. 

 

Ford GT40

 

 

Ford es sinónimo de coche del pueblo, de grandes masas, pero también, especialmente en Europa, de coche bueno a nivel dinámico, deportivo. Parte de esa fama la tiene el fantástico Ford GT40, sin duda, uno de los Ford más legendarios de su historia, marcando uno de los grandes hitos de la historia del motorsport. En los años 60, Ford tuvo constancia de que Enzo Ferrari podía estar dispuesto a vender su compañía. Se produjeron diversas negociaciones y se gastó mucho dinero en auditorías. Finalmente, Ferrari no quiso vender la empresa, dejando a Henry Ford II en la estacada: este prometió venganza. Por eso no escatimó gastos para mojar la oreja a Ferrari en la carrera más famosa del mundo, las 24 Horas de Le Mans. En colaboración con Lola, Ford se sacó de la manga el GT40 y ganó la cita francesa cuatro veces seguidas, un hito jamás conseguido: 1966, 1967, 1968 y 1969. El Ford GT40 pasó a la historia y la marca se llevó un extra de reconocimiento brutal.

 

Ford Mustang

 

 

Los años 60 fueron gloriosos en Ford. La gente quería motores potentes, coches divertidos, de altas prestaciones. No se puede negar que el Ford Mustang es uno de los Ford más legendarios de la historia. El primer Ford Mustang se lanzó el 17 de abril de 1964 y desde ese momento, siempre ha estado en el catálogo de la marca. El ‘muscle car’ más famoso de la historia se hizo famoso gracias a apariciones estelares, como en la película Bullit, aunque al final, terminó triunfando gracias a su estilo espectacular y a la potencia de sus tremendos motores V8. Probablemente el coche más famoso de EEUU no podía faltar en esta lista: afortunadamente, hoy nosotros, los europeos, también podemos comprar el Mustang en cualquier concesionario Ford. ¡Más vale tarde que nunca!

 

Ford Fiesta

 

 

Y de vuelta a Europa, no podíamos terminar la lista de los Ford más míticos sin el Ford Fiesta, el coche clave para la expansión y consolidación de Ford en Europa. Nació en 1976 como la respuesta a diversos coches pequeños para sobrevivir a la Crisis del Petróleo de 1973: el Renault 5, el Fiat 127 o el Volkswagen Golf. El Ford Fiesta era un coche pequeño, fiable y económico. Fue el primer Ford con carrocería compacta y el primer Ford con tracción delantera con éxito. Para España es un coche muy especial, ya que se fabricó en Valencia y fue un modelo importante para motorizar nuestro país. Hoy, en su sexta generación, sigue siendo una referencia en el segmento de los coches más pequeños. ¡Un pequeño muy grande!

Lecturas recomendadas