Pasar al contenido principal

Este es el futuro de Citroën: ¿en busca de la personalidad perdida?

Empiezan años importantes para la marca del doble Chevrón.

Citroën CXperience Concept

El futuro de Citroën es esperanzador, gracias a las últimas noticias que han ido llegando hasta nuestros oídos. En los últimos años, sus coches nuevos han perdido buena parte de su personalidad: diseños aburridos y la eliminación de la suspensión neumática, marca de la casa, en sus modelos más equipados, han dejado a Citroën en una posición poco interesante: el precio es su principal baza, pero en los próximos años las cosas pueden cambiar.

Vídeo: Citroën C5 Aircross, todas sus combinaciones

Viejas glorias: la entrañable historia del Citroën 2CV

Citroën se quedó atrás y ahora intenta recuperar terreno, el nuevo Citroën C5 2019 promete reinventar el segmento de los sedán, con un diseño espectacular y un nuevo concepto de producto, mezcla entre sedán, familiar y SUV, priorizando el confort y la tecnología por delante de cualquier otra cosa: Citroën necesita volver a tener un representante digno en el segmento D, siguiendo el paso del espectacular Peugeot 508 2018 y apostando por la vanguardia y por la comodidad, señas que hicieron grande a la marca con coches como el Citroën DS.

 

 

El futuro de Citroën también debe pibotar sobre la nueva generación del Citroën C4, el tradicional superventas de la marca. El nuevo Citroën C3 luce un aspecto diferente y simpático que está conquistando a más de uno, con una buena relación calidad/precio. El Citroën C4 debería seguir ese mismo camino, apostando por el precio pero también por el diseño y la vanguardia. En Citroën lo tienen muy claro: ¡no volverán a hacer coches aburridos!

Esto está por ver, claro está. Lo importante es conocer también su apuesta SUV: el Citroën C5 Aircross deberá luchar para posicionarse entre los SUV de tamaño medio. Por debajo encontramos un SUV como el Citroën C3 Aircross y justo por encima del C4 Cactus, un modelo que podría desaparecer en los próximos años, cuando llegue el sucesor del Citroën C4. ¿En su lugar? Debería aparecer un SUV con todas las de la ley, de tamaño medio, para luchar en uno de los segmentos más potentes del mercado.

 

 

El futuro de Citroën pasa por recuperar la personalidad y aquellos elementos que la hicieron grande en el pasado. Los sistemas híbridos empezarán a llegar a la gama entre 2019 y 2020, pero deben mover productos interesantes y completos. El nuevo Citroën C5 podría ser la revolución estética y tecnológica que Citroën necesita para recuperar terreno perdido: si finalmente se basa en el Citroën CXperience Concept, ojo porque podemos volver a ver un Citroen con mucha personalidad. ¡Estaremos muy atentos!


 

Lecturas recomendadas