Pasar al contenido principal

Jaguar XE: lo que debes saber sobre esta berlina premium

Elegancia y calma británicas.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Vamos a echar un vistazo al Jaguar XE, simplemente, porque nos apetece. No hemos hablado de esta berlina premium, llegada para rivalizar con el Audi A4, el BMW Serie 3 o el Mercedes Clase C… y ya iba siendo hora, ¿no?

Para empezar, este Jaguar cuenta con los motores diésel de la familia Ingenium; concretamente, los de 163 y 180 CV. Se trata de la misma mecánica, la 2.0 de cuatro cilindros, que ofrece estas dos variantes de potencia. Con un consumo homologado de 3,8 l/100 km y unas emisiones de 99 g/km de CO2, estamos ante un propulsor que destaca por su eficiencia.

También a esta gama pertenece el motor de gasolina del Jaguar XE. El tope de gama, el XE S, monta un V6 de 3 litros y 340 CV que llega directamente del F-Type. Gracias a él, pasa de 0 a 100 en 5,2 segundos.

La potencia de esta berlina de Jaguar se envía al eje trasero mediante una caja de cambios manual de seis marchas o una automática de ocho, ambas realizadas por el especialista ZF. Se ha puesto mucho mimo en que su funcionamiento sea suave y eficaz, con el fin de que se ajuste perfectamente al comportamiento dinámico del modelo.

Hablando de su actuación, debes saber que el empleo del aluminio (presente hasta en un 75% de su carrocería) y otros materiales ligeros ha sido determinante a la hora de fabricar su estructura. Así, tanto los kilos como el reparto de pesos –la marca asegura que es de un 50:50- se mantienen en cifras óptimas.

Jaguar Racing... ¿y si volvieran a la Fórmula 1 así?

Estos elementos se han manipulado hasta llegar a las formas finales del Jaguar XE, que destaca por su diseño elegante. Su frontal es poderoso, mientras que el lateral recuerda al de su hermano mayor, el XF. En la zaga dominan unos enormes grupos ópticos (cuya luz diurna comparte también con el F-Type, por cierto). Puede equipar llantas de hasta 20 pulgadas.

En el interior, el espacio es correcto, sin más, aunque destaca la cantidad de tecnología presente: conectividad con el Smartphone, frenada inteligente de emergencia, detector de ángulo muerto, alerta de cambio de carril… Nada nuevo bajo el sol. Pero envuelto en las líneas de un Jaguar.

Lecturas recomendadas