Pasar al contenido principal

El Mercedes AMG GT R Pro llega para amargarle la existencia al GT3 RS

Un nuevo monstruo ha nacido

Imagen de perfil de Luis Guisado
En el Infierno Verde

El nuevo Mercedes AMG R GT Pro ha llegado en un momento muy bueno. Cuando se pensaba que el lanzamiento del nuevo Porsche 991 992 iba a ser una de las novedades del Salón de Los Ángeles 2018 de las que más se iba a hablar, llegan sus vecinos de Stuttgart y les aguan la fiesta (más o menos) con esta edición especial del Mercedes-AMG GT 2019.

El AMG GT R Pro está destinado a aquellos que creen que el Mercedes AMG GT R (prueba) no es suficiente, y eso que sigue manteniendo el motor V8 biturbo de 585 CV.

Pero en Mercedes lo han mejorado. Por ejemplo, han añadido frenos cerámicos, unas llantas forjadas de muy bajo peso y, además, han rediseñado la aerodinámica para mejorar las prestaciones a base de añadidos construidos en carbono.

En el splitter frontal, por ejemplo, se han colocado un par de labios adicionales para mejorar el downforce, mientras que en la zona posterior el nuevo alerón también ofrece un apoyo adicional. Por su parte, los pasos de rueda delanteros tienen una salida de ventilación al estilo del Porsche 911 GT3 RS que se actualizó en 2018 y que es su mayor rival.

Sin embargo, el nuevo Mercedes AMG GT R Pro tiene algunas mejoras con respecto al Porsche. Tiene suspensión tipo coilover regulable sin necesidad de utilizar herramientas. En el eje posterior se han añadido unos rodamientos específicos en el paralelogramo reformable para hacer su respuesta mucho más deportiva y afilada. A esto hay que sumar también una pieza de fibra de carbono (cómo no) para añadir algo más de rigidez al conjunto (¿en serio alguien cree que en el GT R no es suficiente?).

Como este es un modelo pensado principalmente para circuito, los detalles en este sentido son abundantes. Por ejemplo, su nuevo volante es de Alcantara, tiene un modo ‘Supersport’ para pilotar en cualquier trazado del mundo con indicadores específicos de fuerza G. La botonera de la consola central, que rodea a la palanca del cambio procedente del nuevo Mercedes AMG GT de cuatro puertas, está dispuesta de tal modo que recuerda a un bloque V8.

En el AMG GT R Pro existe también el AMG Track Pace, un sistema de telemetría opcional que graba 80 parámetros diferentes diez veces por segundo tales como velocidad, fuerza G, temperaturas varias... También graba el tiempo de vuelta que estás haciendo y te marca con una luz roja o verde si vas por debajo por encima del mejor tiempo guardado.

Más allá de eso, el nuevo Mercedes AMG GT R Pro estrena cambios estéticos presentes en la gama del Mercedes AMG GT que pasan por faros más estilizados, escapes retocados y nuevos diseños de llantas. También llegan nuevos colores y, por primera vez, un interior en piel de dos tonos.

Lecturas recomendadas