Pasar al contenido principal

Opinión: ¿están los coches afectados por la obsolescencia programada?

Tu vehículo también tiene fecha de caducidad...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Consejos para comprar en un desguace

Esto te va a doler, pero los automóviles son en realidad “un electrodoméstico” más. Unos más que otros, sí, pero como tal, también están los coches afectados por la obsolescencia programada. ¿Esto que quiere decir? Que llega un momento en el que empiezan a fallar: ha llegado su hora.

Tú no sabes cuál será, pero lo cierto es que los diseñadores e ingenieros sí (nuestros compañeros de Computer Hoy han elaborado un interesante artículo sobre el tema). La preocupación por este tema es cada vez mayor, por lo que el Centro Europeo del Consumidor ha publicado un exhaustivo informe en contra de esta “filosofía” de vida que establecen los fabricantes para sus productos. 

No te pierdas: Los microondas son tan contaminantes como los coches...

En el documento, se habla de la necesidad de que se etiqueten los productos con la vida útil estimada por el fabricante y que se obligue a los productores a incrementar la vida media útil de una serie de elementos, incluyendo además una garantía por si se estropean antes, que sea el fabricante el que corra con los gastos.

Y es que a medida que la tecnología va avanzando, la obsolescencia programada en los coches toma más protagonismo; por ejemplo, se conoce que en la década de los cincuenta y de los sesenta los coches duraban casi el doble que en la actualidad.

Y esto se debe, como recogen desde 'Eurotaller', a que las piezas más simples pueden llegar a dejar un vehículo totalmente inservible. Las cajas de cambio están programadas para durar 250.000 km, por ejemplo, y en el que caso de que los frenos se desgasten tras un determinado número de ciclos, por regla general se necesita cambiar todo el conjunto.

 

 

Lo más negativo es que con la llegada de los coches eléctricos y autónomos la situación podría empeorar. Si tomamos como ejemplo los teléfonos inteligentes, seguro que todos hemos sido 'víctimas' de la obsolescencia programada en algún momento.

Baterías que dejan de cargar, pantallas táctiles que pierden capacidad de respuesta… y la mayor parte de las veces, esto pasa en un relativo corto periodo de tiempo desde el estreno (unos dos o tres años). Poco a poco, los coches se están convirtiendo en smartphones con ruedas y, por tanto,  existe el temor de que se reduzca su “fecha de caducidad” de la forma en la que lo hacen otros dispositivos electrónicos.

Verdad o mentira: ¿algunos coches de gasolina contaminan menos que un eléctrico?

Esto no solo tendría un grave impacto en el bolsillo de los consumidores, sino también del medio ambiente debido a un uso excesivo de materiales para los recambios o piezas necesarias, lo que puede ser contraproducente si tenemos en cuenta que la industria del automóvil camina hacia la eficiencia.

¿Qué sentido tienen los coches eléctricos si nos dedicamos a producir residuos sin control de otra forma? Además, los talleres también pueden sufrir las consecuencias de esto, ya que sus ingresos podrían caer dramáticamente si ya no tenemos opción de reparar los productos, sino que tenemos que cambiarlos. 

El tema es preocupante, sin duda, lo que incluso ha llevado a países como Francia a llevar este asunto al Senado. Lo que parece estar claro es que este nuevo campo que abrirá debate. 
 

Lecturas recomendadas