Pasar al contenido principal

Peugeot 108 2015: ¿vale lo que cuesta (11.500 euros)?

¿Es tan barato como parece?

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Vamos a partir de una premisa: el Peugeot 108 2015 es un coche barato. Relativamente. Hay que pagar unos 11.500 euros por él, muy por debajo del precio medio que desembolsamos por un vehículo nuevo en España, que es de unos 20.000 euros. Pero lo que nos estamos preguntando es: ¿vale lo que cuesta?

Bien, empecemos analizando su diseño, que cuenta con varias ventajas: no parece un modelo asequible, no da una impresión cutre, por decirlo así. Y sus reducidas dimensiones guardan un espacio interior… suficiente. Pongámoslo de esta forma, ya que las plazas traseras y el maletero son algo justos, al menos comparados con los de rivales como el Kia Picanto o el Mitsubishi Space Star. No se puede tener todo.

Coches urbanos 2017: los 5 más interesantes del mercado.

¿Cómo se conduce el Peugeot 108? Pues se deja llevar de forma más que decente, la verdad. Hay pequeños cambios respecto a la generación anterior y se notan, especialmente en lo que se refiere a las suspensiones, muy cómodas. Lástima que el carácter de su motor sea tan blando como el mullido de los asientos: está muy bien para una conducción tranquila, pero no busques emociones fuertes. La ventaja es que su consumo es muy contenido.

Suma a todo lo dicho un equipamiento completo, en el que destaca (cómo no) la conectividad con tu smartphone, y ya tienes una idea de lo que vas a encontrarte si quieres un Peugeot 108. Ahora bien, volvamos a la pregunta inicial: ¿vale lo que cuesta? Su calidad es más que correcta, se porta como esperas en la ciudad y puede ser solvente en carretera (sin pasarse). Así que… bueno, no está mal. Pero sigue siendo un poco caro, ¿no?

Lecturas recomendadas