Pasar al contenido principal

¿Cuál es mejor, Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line?

Dos opciones, una elección

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line

Hoy vamos a comparar dos versiones premium dentro de vehículos generalistas, me refiero a cuál es mejor, Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line. Dos modelos que, si bien sus versiones más modestas no hacen girar la cabeza de nadie a su paso, permiten dar un aire de distinción a estos coches gracias a la inclusión de elementos adicionales a los que llamamos GT Line, para ambos coches nuevos

Para esta comparativa, tenemos al Renault Mégane GT Line y el Peugeot 308 GT Line. El Renault Mégane, un superventas del que poco más hay que decir más que, generación a generación, su relación calidad-precio le ha aupado hasta los primeros puentos en las listas de más vendidos. Por su parte, el Peugeot 308 es un coche que recibió en 2017 un leve lavado de cara pero una profunda mejora tecnológica que le supuso optar de nuevo a enfrentarse contra los más vendidos con motivos propios.

Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line: acabados

Como indicaba, estos dos coches son 'viejos conocidos', el Renault Mégane entra en su tercer año comercializado y la variante como Renault Mégane GT Line ofrece unos elementos distintivos en su exterior como el paragolpes delantero con rejilla de entrada de aire inferior específica, paragolpes trasero con difusor que le confiere un aspecto más deportivos, llantas específicas en 17 pulgadas de serie u opcionales en 18, detalles en color Dark Metal, logotipos GT-Line en laterales y maletero, etc.

En el interior del Renault Mégane GT Line encontramos un aspecto más deportivo entre los que destacan los asientos con reposacabezas integrado y lateral reforzado, volante específico GT-Line, ambiente exclusivo azul, placa de aluminio en el tablero de bordo con el distintivo GT-Line.

Te interesa Prueba Peugeot 308 

El renovado Peugeot 308 GT Line se distingue de la versión más básica por lucir la calandra GT con el logotipo de la marca integrado en la parrilla, contorno de lunas cromado, faros Full LED Tecnology y antiniebla a LED, lunas delanteras tintadas y traseras sobretintadas, retrovisores con carcasa negra eléctricos, térmicos y abatibles eléctricos, llantas de Aleación Rubí 17...

El Peugeot 308 GT Line ofrece de serie para disfrutar en su habitáculo del climatizador automático bizona, volante multifunción sport en cuero, pedales, reposapies y embellecedor de la puerta en aluminio, costuras en rojo en la palanca, salpivadero y alfombrillas, tapizado del techo en negro...

Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line: motores y precios

Al hablar de un acabado, debemos entender que el abanico mecánico que el catálogo de motores que ofrecen Renault y Peugeot para estas versiones GT Line es muy amplio, casi al gusto del posible cliente. No solo en cuanto a bloques de diésel o gasolina, sino de cilindrada y potencia según las exigencias del interesado.

No te pierdas Prueba: Renault Mégane TCe 130 CV

En el caso del Renault Mégane GT Line, encontramos las siguientes opciones mecánicas: en gasolina, desde el TCe GPF de 100, 115 ó 140 CV al Line TCe GPF de 160 CV, con un precio promocional para el TCe GPF de 100 CV de 15.741 euros. En que el gasóleo, se ofrece como Life Blue dCI de 95 ó 115 CV, el más económico de ellos es el del Life Blue DCi de 95 por 16.582 euros, con todos los descuentos incluidos.

Peugeot 308 GT Line reduce a cuatro sus opciones mecánicas. En gasolina, el PureTech de 130 CV manual o automático con la caja de cambios de 8 velocidades EAT8, desde 22.050 para el primero y 23.850 para el segundo. Y en gasoil, el BlueHDi 130 también manual o automático, desde 24.300 a 26.100 euros.

Cuál comprar, Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line: conclusión

La mayoría de las veces, cuando dos productos están tan igualados, solo la experiencia a bordo es decisoria. En mi caso, ambos coches ofrecen una relación calidad-precio muy competitiva. Sin ser ni comportarse como sus versiones GT, en el caso del Peugeot 308 GT Line la conclusión que se extrae, aún siendo menos premium que en el Renault Mégane GT Line, es que es una gran compra.

El Mégane GT Line tiene un buen porte y su habitáculo ofrece a sus ocupantes unas calidades que justifican su precio, aún así, es el disfrute al volante de ambos lo que inclina la balanza y, los motores Peugeot, con su caja de cambios EAT8, son un punto a favor del 308 GT Line este ¿cuál es mejor, Renault Mégane GT Line o Peugeot 308 GT Line?

 

Lecturas recomendadas