Prueba Peugeot 308 2017: a la caza del Golf

El león ruge con más fuerza que nunca.

7 10

Nuestro veredicto

Esta prueba del Peugeot 308 2017 es una buena oportunidad para comprobar hasta qué punto el modelo francés puede dar un zarpado a las fieras del segmento, Volkswagen Golf 2017 y Seat León 2017, entre otros. Y qué mejor que hacerlo en un lugar tan espectacular como las carreteras que recorren las montañas de Baviera (Alemania).

No te pierdas: Prueba Peugeot 308 GTI 2017

Y es que estoy seguro de que el Peugeot 308 2017 va a ser de uno de esos modelos que muchos compradores mirarán unas cuantas veces antes de elegir su nuevo coche. Llegará en septiembre con sus dos carrocerías (hatchback y familiar o SW). Eso sí, no todas las motorizaciones estarán disponibles en un principio. El precio del Peugeot 308 2017 partirá de los 15.850 euros (hatchback) y los 16.650 (familiar). Este importe incluye una rebajita promocional de 4.000 euros.

 

 

Tal y como puedes ver en el vídeo superior y en la galería de fotos, el nuevo 308 es resultón. Entre sus mejoras estéticas están un capó de líneas más afiladas, nuevos paragolpes (hay dos tipos según la versión), la calandra vertical presidida por el logo del león y los leds integrados en los proyectores (los acabados top incluyen alumbrado full led). Ah, los pilotos traseros permanecen siempre encendidos (la marca dice que lo hace como seña distintiva).

 

Dentro del Peugeot 308 2017

Una vez sentado en el puesto de conducción me encuentro con algo que ya conozco de otros modelos del fabricante: el pequeño volante made in Peugeot (me resulta muy cómodo, aunque me gustaría que fuera un pelín más grande) y el cuadro de instrumentos elevado. La calidad de los acabados es buena, siempre teniendo en cuenta que no estamos hablando de un modelo premium. Ajusto los retrovisores, el asiento y el volante, pero no acabo de encontrar una postura que me convenza. La culpa la tienen la altura regulable del volante (queda algo bajo para mi gusto) y del asiento (en el que tampoco me siento al 100% cómodo). Y, lo peor de todo esto, es que el volante no te deja ver por completo el cuadro. En fin, que es mejorable la cosa...

 

Prueba Peugeot 308 2017 (interior)

 

Echo un vistazo al salpicadero y me encuentro con una de las novedades: el nuevo Peugeot i-Cockpit incluye ahora una pantalla táctil capacitiva de 9,7 pulgadas (a partir de la versión Active) que controla, entre otros, el climatizador (lo siento, pero sigo prefiriendo un botón a mano -creo que distrae menos-, aunque es verdad que en el 308 se accede rápidamente al regulador de la temperatura a través del display) y el también nuevo navegador 3D TomTom con sistema de reconocimiento vocal. Este monitor es capaz de duplicar la pantalla de cualquier smartphone gracias a su función Mirror Screen.

Las ayudas a la conducción son otro de los argumentos de venta de este coche. Heredados de sus hermanos mayores Peugeot 3008 y 5008, entre los más destacados están la frenada automática de emergencia (ya sabes, sí tú no lo haces, lo hace el coche); la alerta activa de cambio involuntario de carril; el reconocimiento de las señales de límite de velocidad; y un sistema de asistencia al aparcamiento con cámara que permite ver el entorno del vehículo e incluso estacionar de forma automática en línea y en batería.

 

Motores del Peugeot 308 2017

La gama de motores del 308 incluye nuevos fichajes. En el caso de los gasolina (PureTech de 110 y 130 CV, y THP de 205 CV), el gran protagonista es el nuevo 1.2 PureTech 130 S&S de cuatro cilindros e inyección directa, que mejora sus prestaciones y reduce su consumo (alrededor de un 4%) con respecto al actual. Con esta mecánica llegará a finales de 2017 un nuevo cambio manual de 6 velocidades.

La oferta diésel incluye varias versiones (BlueHDi 100, 120, 130, 150 y 180), aunque son dos las novedades más reseñables: el bloque 1.5 BlueHDi 130 S&S, que debuta en el 308 y que incrementa su potencia en 10 CV con respeto al 120 S&S al que sustituirá (promete también un consumo entre un 4% y un 6% menor). Este motor es compatible con la norma Euro 6C, aunque va un paso más allá y se adelanta tres años al futuro factor de conformidad NOx (óxido de nitrógeno), que empezará a aplicarse en 2020. La otra novedad afecta al diésel 2.0 BlueHDi 180 S&S -exclusivo del nuevo Peugeot 308 GT 2017-, que se asocia con un nuevo cambio automático de 8 velocidades EAT8. Esta caja promete un consumo hasta un 7% menor respecto a la EAT6 y es controlada mediante el mando Shift and Park by Wire, que incluye levas en el volante.

 

Prueba Peugeot 308 2017

Al no estar disponible en la jornada de pruebas del Peugeot 308 2017 el nuevo bloque de gasolina, las dos versiones que he podido testar han sido las diésel: la BlueHDi 130 en carrocería hatchback y la 180 en versión SW.

Mi primera conclusión al volante del Peugeot 308 BlueHDi 130 es clara: el nuevo navegador te muestra de forma clara por dónde debes ir. Puede que esto te parezca una obviedad -los GPS están para guiarte, ¿no?-, pero tendrías que ver lo jeroglíficos que pueden llegar a resultar los mapas de algunos modelos del mercado. En el caso el coche galo, y afortunadamente, no es así.

Me encuentro en uno de esos parajes en los que la belleza te invita a ir despacio, muy despacio, contemplando todo lo que hay a tu alrededor. Pero no, yo estoy aquí para otra cosa... Agarro fuerte el volante, bajo una marcha y piso a fondo el acelerador. El coche comienza a coger velocidad y las curvas se amontonan una tras otra en una carretera en la que veo solo prados, lagos y montañas: el pequeño volante y el buen tarado de la suspensión (ni dura, ni blanda, lo justo) que evita balanceos innecesarios, me ayudan a enlazar eses, una tras otra. El motor empuja bien y progresivo, pero claro estamos hablando de 130 CV, así que tampoco esperes sensaciones de vértigo. Además, de vez en cuando tengo que tirar del cambio para que la cosa siga arriba. Sí, sin duda, este nuevo diésel deja un buen sabor de boca.

Toca cambiar el coche con un compañero y regresar al hotel. Ahora me siento un poco más papá: conduzco el modelo familiar, concretamente el Peugeot 308 SW BlueHDi 180 equipado con el nuevo cambio automático de 8 velocidades. Una especie de joystick de gran tamaño y que incluye un modo manual, cuya apariencia no acaba de convencerme, es el encargado de gobernarla.

 

Prueba Peugeot 308 2017 (nuevo cambio automático)

 

¡Vamos allá de nuevo! Patada al pedal derecho y... Claro, empuja mucho más que el anterior que acabo de conducir, pero sin embargo no me parece que la entrega sea tanta para la potencia del coche (180 CV). El nuevo cambio funciona bien, de forma bastante escalonada, pero con tanta marcha disponible, en ocasiones no engrana la más apropiada y el coche pierde brío. Toca tirar de levas, que para mi disgusto son fijas y encima no muy grandes. Vamos, que cuando estás girando como un loco el volante curva tras curva, a veces te cuesta encontrarlas. Y eso no es divertido... ¿Cuándo entenderán TODOS los fabricantes que en conducción deportiva se agradecen mucho unas paletas que acompañan al volante? O, si no, que al menos sean unos levones que con un simple meñique puedas accionarlas.

Además, dinámicamente, esta carrocería familiar es más sensible que la compacta. Conclusión, está claro con cuál de los dos modelos probados me quedo, ¿no? Ah, un último detalle: la moda de adornar el modo sport de los coches con un sonido interior bronco, está bien en algunos casos. Pero en el 180 CV se les ha ido un poco la mano, y la sinfonía es, por decirlo de algún modo, un tanto exagerada y artificial.

 

Conclusión de la prueba del Peugeot 308 2017

Tras dos días recorriendo al volante del 308 los alrededores de la zona en la que Hitler tenía su casa de retiro o Nido del Águila, una cosa me ha quedado clara: Peugeot lo está haciendo bien en su intento de colocarse como referente entre los fabricantes generalistas. Este coche es un ejemplo, y deberías contemplarlo como opción si buscas un compacto con un precio más atractivo que el de las estrellas premium del segmento. Sin duda, uno de los coches de 2017 destacados.

Lecturas recomendadas