Pasar al contenido principal

¿Sabes quién es ‘Morizo’? Anda, ven: que vas a flipar...

Porque no sólo de híbridos vive el petrolhead...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
¿Quién es ‘Morizo’?

Debido al aura de fama y riqueza que envuelve a competiciones antaño tan respetables como la Fórmula 1 -aquí nueve récords imbatibles protagonizados por monoplazas- hoy en día es prácticamente imposible encontrar auténticos petrolhead dispuestos a sentarse tras un volante esperando disfrutar, sencillamente, de sentir la velocidad entre sus manos. ¿Sabes quién es ‘Morizo’? Exactamente la excepción que confirma la regla. Y por eso sé que te va a gustar... 

Probamos un brutal Toyota Camry de la NASCAR

Aunque no lo creas, hubo un tiempo en el que lo más habitual en las carreras era encontrar participantes que, buscando huir de la fama o de hacer partícipes a sus allegados de sus oscuras aficiones, tomaban la salida parapetados tras un seudónimo que mantuviera su identidad real a salvo -todo lo contrario a lo sucedido en el hackeo de Uber, sí-. Con los años ha dejado de ser tan frecuente... pero de vez en cuando aparecen ejemplos dignos de ser contados. Como el que nos ocupa hoy, claro. 

¿Qué opinas de una marca como Toyota? Vale, quizá no sea la primera que venga a tu mente al hablar de emoción al volante pese a tener entre sus filas a cacharros tan interesantes como el GT86 2017. Compartiendo concesionario con otras... cosas como el Prius. Pero su máximo representante ha demostrado en más de una ocasión su compromiso con los apasionados de la rosca a través de sus patentes para salvar las cajas manuales o la introducción del modo ‘Track’ en su deportivo de la vieja escuela hermanado con el Subaru BRZ. ¿Sabes de quién te estoy hablando ya? Se trata de Akio Toyoda, el Consejero Delegado de la firma japonesa. Que durante los fines de semana se introduce en un mono de piloto y salta a competir en las citas regionales de su país natal bajo el nombre de ‘Morizo’. Estás flipando, ¿eh? No es para menos. 

 

 

A pesar de que pueda parecerte impensable, el mismísimo CEO de Toyota es un auténtico fanático de la velocidad y siempre ha mostrado un interés especial por todo lo que pudiera suponer un reto al conjunto hombre-máquina. Sí, la línea de negocio de la compañía que dirige no es precisamente una muestra de ese espíritu... pero en la vida es necesario ser lo suficientemente pragmáticos como para poder sobrevivir en un mercado con tendencias que no siempre gustan a todo el mundo. ¿Alguien ha dicho Porsche Cayenne? Pues eso. Aunque Toyoda no es precisamente un piloto puntero, sabe disfrutar de la competición más sencilla y pura a lomos de coches de lo más modesto... participando en pequeños meetings celebrados en Japón dirigidos a pilotos amateur -que todo el mundo se ahorre el chiste. Hatajo de cochinos-. 

Y por si no te lo creyeras aún... te dejo un vídeo para que compruebes por tu cuenta lo flipante que es ‘Morizo’: ¡ayudando en 2015 con la puesta a punto del Toyota Yaris WRC! Ahora vuelve a llamar aburrida a su marca.

 

Lecturas recomendadas