Pasar al contenido principal

Seat León 1.5 TSI o Renault Megane equivalente, ¿cuál consume menos?

Actualizado
Seat León
El francés gana por 10 CV pero... ¿es mejor?

Si te quieres comprar un coche nuevo, siempre es bueno saber cuáles son los modelos que menos combustible consumen. Y si lo unes a un diseño interesante, a un nivel de calidad más que aceptable y a una usabilidad diaria de las mejores del mercado, pues mucho mejor. Es lo que le pasa tanto al Seat León como al Renault Mégane con sus motores de gasolina. Ahora bien, ¿cuál consume menos, Seat León o Renault Mégane? Analizamos de manera minuciosa sus propulsores de gasolina más apetecibles.

Seat León o Renault Mégane, ¿cuál consume menos?

Para empezar vamos a concretar. Las mecánicas protagonistas de este artículo son dos de las más interesantes que tienen las gamas de estos coches, y van a servir estupendamente para saber cuál gasta menos, si Seat León o Renault Mégane. El Seat tiene un propulsor TSI de 1.5 litros que entrega 130 CV de potencia y es uno de los puntales de su gama, mientras que el homólogo en Renault es un motor TCe que eroga 140 CV. En teoría, los dos deberían ser muy solventes... y poco tragones.

Comenzando por el del compacto de Martorell, el 1.5 EcoTSI (así es como se llama) registra un consumo medio de acuerdo al exigente ciclo de homologación WLTP de entre 5,8 y 6,1 l/100km. Una media muy aceptable y que convierte a esta opción en una de las mejores que ofrece el Seat León. ¿Su gran hándicap? Que este bloque también está disponible con 150 CV de potencia, lo cual mejora sus prestaciones... y mantiene el consumo homologado. Cuesta 2.000 euros más, pero quizá a muchos les merezca la pena.

Con sus 280 CV y su cambio de doble embrague

Por otro lado, el modelo francés, con sus 140 CV, tiene un consumo homologado en ciclo mixto, también según la norma WLTP, que oscila entre los 6,0 y 6,6 l/100km. Bastante más que el español, aunque luego en la realidad están bastante parejos. Pero ojo, porque hay dos cosas que pueden hacer decantarte por uno u otro. Una es que el propulsor del León se puede ligar a la versión TGI de gas, con lo que el consumo bajaría hasta unos 4 l/100km. Pero no se puede escoger con cambio automático, algo que sí es posible hacer con el Mégane.

En cualquier caso, la discusión tiene una respuesta que en teoría está bastante clara: el que consume menos entre el Seat León y el Renault Mégane equivalente es el primero. Bien es cierto que cuenta con 10 CV menos, pero a la hora de la verdad la diferencia en prestaciones no es para nada sustancial. Y si quieres más, el mismo motor pero con 150 CV registra las mismas cifras de consumo con mejores prestaciones por unos 2.000 euros más. ¿Con cuál prefieres quedarte tú?

Buscador de coches

Y además