Shelby gana la pelea judicial por el uso de Eleanor

Ford Mustang 'Eleanor' de 60 Segundos

Después de muchos años, la justicia elimina los impedimentos legales para crear réplicas de Eleanor, el coche de la película '60 Segundos'.

Una de las batallas legales más peculiares del automovilismo ha llegado a su fin. Shelby ha ganado la pelea judicial sobre el uso de Eleanor, el icónico Ford Mustang protagonista de la película 60 Segundos. A partir de ahora, ya se podrán crear legalmente réplicas de esta estrella del cine.

Los problemas judiciales comenzaron hace años con Denice Shakarian Halicki, viuda del guionista de la película original de 1974, H.B. Halicki. Fue después del lanzamiento del famoso remake protagonizado por Nicolas Cage en el año 2000 cuando la productora de cine empezó a actuar legalmente contra entusiastas que preparaban réplicas de este modelo.

Su razón para ello, según un comunicado del Grupo Shelby, era que Eleanor era un personaje de la película con unas determinadas características y no un simple coche. Por ello, se estimaba que cualquier creación inspirada en ese Mustang suponía una reproducción no autorizada de un personaje con fines comerciales.

Galería: Shelby GT Eleanor a la venta

Esto complicó la creación de réplicas por parte de aficionados y de la propia Shelby, aunque el coche fuese realmente de la empresa fundada por Carroll Shelby. Al fin y al cabo, las reproducciones se basaban en el modelo de la película del año 2000, que era un Shelby GT500 de 1967 con varias modificaciones estéticas. En la cinta original era un Mustang que representaba a un Mach 1 de 1973.

Sea como fuere, los tribunales han calificado el argumento de Halicki como “una invención producto de una defensa celosa”, de manera que ya no habrá ningún impedimento legal para reproducir este modelo. Esto se aplica a los aficionados que hayan querido fabricar réplicas, pero también a la propia Shelby American.

Por supuesto, no hay nada confirmado sobre ello, pero ahora será posible que la compañía americana fabrique algunas unidades basadas en este icónico coche de Hollywood. Quizás podría darse un caso similar al de los Mustang Bullitt actuales que ofrece Ford, de manera que no es una idea descabellada. Veremos qué depara el futuro…

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: MotorCoches de Cine, coches clásicos