Pasar al contenido principal

Toma clásico: un hot rod con un motor V8... de avión. Y español

¿Quién tendría en su garaje y conduciría algo así? Adivina.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Hispano-Suiza

Los hot rod no se popularizaron en América hasta que finalizó la Segunda Guerra Mundial. Antes de eso, si querías construir uno, como explican los chicos de Carbuzz… bien, adelante, sólo tenías que encontrar un motor de un avión militar y un coche con suficiente espacio para encajarlo bajo su carrocería. Sencillo, ¿no?

Borra esa sonrisilla cínica de tu cara, ya que existe, listillo. Jay Leno tiene uno, como explica en este vídeo. El propulsor, a prueba de balas, está en un Hispano-Suiza de 1915 que lleva años en su garaje. No lo ha tocado en casi una década y aun así, tanto el vehículo como la mecánica permanecen en un estado más que decente.

¿Un VW Beetle con motor rotativo? Lo tiene Jay Leno; ¿quién si no?

Por cierto, el motor es un V8 de 18,5 litros con unos 300 CV. Según Leno, la velocidad máxima podría ser de 225 km/h. Aunque no es una buena idea comprobarlo, dado que los frenos son… de cadena. Sí, lo sabemos.

 

Lecturas recomendadas