Pasar al contenido principal

Las cinco claves que desconocías del Toyota C-HR 2016

Los cinco puntos clave para conocer un modelo rompedor. En cuanto a diseño, al menos.

El Toyota C-HR 2016 ha supuesto un éxito de ventas desde su lanzamiento: se ven muchos en las carreteras, cierto, pese a una campaña, digamos… diferente. Pero esos anuncios que parecían de una empresa de vigilancia funcionaron, es evidente.

No te pierdas: Prueba del Toyota C-HR

También han ayudado a las matriculaciones un diseño impactante, un habitáculo más que correcto, su sistema híbrido de propulsión y su equipamiento. Pero hay otras cinco claves menos conocidas que también han influido en este apartado. Te las desvelamos.

 

Cool Hybrid Revolution

El Toyota C-HR debe su nombre a estas tres palabras, revolución híbrida de moda, en sus siglas en inglés. Según la marca, tiene la imagen más ‘cool’ del segmento, sus motores eléctrico y térmico entregan 122 CV y supone una revolución, al ser el primer híbrido con estas características.

Del prototipo a las líneas de montaje

Inspirado en los concept que la empresa nipona presentó en el Salón de París de 2014 y en el de Frankfurt de 2015, el SUV de Toyota se ha mantenido fiel al diseño de estos prototipos, gracias al éxito que sus líneas cosecharon entre el público y la prensa especializada. Estaba claro que esas formas debían llevarse a la producción sin apenas variaciones… y así se hizo, por eso es uno de los crossover más originales de los últimos tiempos. Te gustará más o menos, pero se agradece la frescura.

 

Plataforma GA-C: el centro de gravedad más bajo del segmento

Tras su estreno en la cuarta generación del Prius, la nueva arquitectura global de Toyota (TNGA, en sus siglas en inglés) ha comenzado a expandirse. Basándose en ella se desarrolla la plataforma GA-C, que permite dotar al C-HR del centro de gravedad más bajo de su segmento, según afirma la compañía japonesa.

¿Un Toyota C-HR más potente? ¡Claro, amigos!

¿Qué se gana con esto? Te lo hemos explicado más veces, pero no nos importa recordártelo: unas sensaciones al volante más equilibradas, con un balanceo mínimo de la carrocería. También se garantiza una postura de conducción baja, sin dejar de dominar la carretera, algo que atrae a todos los compradores de un crossover.

Signos de diferenciación del cliente C-HR: emoción e individualidad

El Toyota C-HR 2016 se dirige a un cliente con unas características muy marcadas: “se guía por consideraciones emocionales, busca individualidad y ser el primero en probar nuevos productos y experiencias”. Su vehículo es una extensión de su personalidad y todo eso se refleja en este coche que, aunque no es uno de los SUV de 2017, sí está entre los más vendidos del segmento este año.

Sonido similar al de una sala de conciertos

Entre el equipamiento disponible para el C-HR se encuentra un equipo de sonido JBL de 576 watios y nueve altavoces especialmente desarrollado para el modelo. Los comentarios de los usuarios se tuvieron muy en cuenta, lo que determinó la orientación de dichos altavoces y el uso de guías acústicas de nueva patente.

Lecturas recomendadas