Pasar al contenido principal

Vuelve el motor rotativo de Mazda… pero no como esperábamos

Ampliará la batería de los eléctricos.

Imagen de perfil de Álex Morán
motor rotativo de Mazda

Se suele decir “ten cuidado con lo que deseas”, porque no sabes si podrá llegar a hacerse realidad y, de hacerlo, en qué forma será. Los fans llevan años pidiendo que vuelva el motor rotativo de Mazda y, tras mucho tiempo, la marca japonesa ha accedido a sus peticiones, pero estamos seguros de que la manera en que renacerá no contentará a nadie.

VÍDEO: La historia de la carretera Transfagarasan y el Mazda MX-5 2019

Y es que el propulsor no volverá con el formato conocido por todos, sino que actuará como apoyo de un motor eléctrico como generador para recargar la batería y ampliar así su autonomía.

La decepción de los aficionados es entendible, pero desde el punto de vista de la compañía tiene lógica: el alcance de los vehículos de cero emisiones es uno de los puntos que más preocupan a los potenciales compradores, así que lanzar una variante mecánica de rango extendido es una solución bastante práctica. Mazda apunta a 2020 como el año en lanzará sus primeros coches eléctricos, uno de ellos puro y otro con el motor rotativo como asistente.

De hecho, además de con gasolina el sistema está preparado para funcionar con combustibles gaseosos, por lo que podrá emplear Gas Licuado de Petróleo (GLP), modo en el que será todavía más limpio y económico.

Se trata del primer paso de su estrategia ‘Zoom-Zoom sostenible 2030’, por la que tiene previsto que en 2030 el 95% de sus vehículos sean de combustión interna con algún tipo de electrificación y el 5% restante coches 100% eléctricos. Como consecuencia de ello, la marca se compromete a rebajar un 50% sus emisiones de CO2 tanto en la producción como en el consumo de sus vehículos para el año 2030 y hasta un 90% cuando alcancemos la mitad del presente siglo.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas