Pasar al contenido principal

La caseta con ruedas más veloz del mundo supera su propio récord

Cuando nada podía sorprenderte...

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Fastest shed

Estaba pensado en la similitud del caso de la caseta más rápida del mundo y un caracol. Algo así como que es posible no solo vivir en una caravana sino tener la cabaña con ruedas más veloz del planeta, a modo de caracol hiperveloz. Por suerte creo que no me he vuelto aún loco y dudo que Kevin Nick, jardinero de profesión de 53 años, lo esté, al contrario. Podríamos considerarlo un genio incomprendido.

Este británico ha vuelto a demostrar que en las islas de su Graciosa Majestad no tienen miedo a la nueva ITV de 2018, aquí le pones unos agujeros de velocidad a tu coche y ya tienes a los inspectores frotándose las manos mientras rechinan entre dientes "Qué mal lo van a pasar los coches tuning con la nueva ITV...", pero allí, cualquier cosa es posible.

Volviendo al tema de la caseta con ruedas de Kevin, su historia es la de un tipo con ganas de romper los moldes y mostrar unos umbrales de superación personal más allá de aquel que quiso transformar un pobre Toyota Camry en el peor Batmóvil de la historia.

La historia de la caseta más veloz

En 2015 Kevin tuvo un problema con su Volkswagen Passat y rompió su motor, entonces pasó el invierno pensando en cómo mejoralo, ya no solo en sus prestaciones porque había algo en él no terminaba de convencerlo... ¿Serían sus interiores? ¿Quizás las llantas? ¿Puede que fuera su silueta? ¿Quizás era un coche demasiado popular y poco exótico...? 

¿Carreras locas? Ahí tienes el vídeo de los tractores

Pues nada, que, desafiando muchas leyes, entre ellas la de la lógica, le montó una carrocería nueva, no fue un trasplante al uso, ya que le montó una caseta. Como ves en las fotos que él mismo ha publicado en su perfil de Facebook, el vehículo es una especie de cabaña con ruedas capaz de desplazarse a velocidades de espanto (espanto para quienes se encuentren esta cosa circulando sin previo aviso). Lo siguiente que se planteó fue imitar al conocido mecánico y presentador Edd China, quien en 2011, fijó el récord de velocidad para una caseta motorizada en 58 millas (casi 100 km/h)

En un primer intento con éxito fue en 2017, el bueno de Kev, al que ya le hemos cogido confianza y cariño, marcó 88.086 millas por hora, casi 172 km/h. Piensa en la aerodinámica. Gracias al bloque V6 de 2,8 litros de origen y a un poquito de óxido nitroso, estableció una marca estratosférica en el segmento de las casetas con ruedas.

Fastest shed

 

Pero ahí no se quedó la cosa, ni corto ni perezoso este británico con inquietudes pensó cómo hacer que su estimado 'eso' fuera más rápida y más eficaz, así que le montó una suspensión nueva y un motor también de origen Volkswagen aunque de su primo, el del Audi RS4 que produce, según él, 400 CV. Entonces este fin de semana superó la cifra mágica de las 100 mph, para ser concretos, el nuevo récord es de 101 (162 km/h).

Si piensas que, con esto Kevin ya tiene suficiente, te equivocas, ha declarado que "a 100 mph me sentía muy a gusto" por lo que no le da miedo seguir buscando los límites de su creación, de hecho, lleva más de 20.000 millas recorridas ya que, asegura, cada fin de semana se inscribe en uno de estos concursos donde disfrutar al volante de la... caseta con ruedas más veloz del mundo.

Lecturas recomendadas