Google envía a los conductores de Los Ángeles a una trampa casi mortal

Bueno, mortal no, pero más de uno puede pasar un mal rato.

Los Angeles calle empinada montaña subida

Baxter Street es, posiblemente, la calle más peligrosa de Los Ángeles. Y no, no lo digo porque allí viva alguna banda violenta procedente de algún país centroamericano o porque haya una gran acumulación de narcotráficantes de poca monta atemorizando a los conductores. ¡Qué va! Es un barrio más o menos bien, pero Baxter Street es la trampa que Waze prepara a los conductores angelinos. ¡Una trampa de 32 grados de inclinación!

Te interesa: la Policía de Los Ángeles no quiere al Tesla Model S como coche patrulla

Hasta ahora, la calle Baxter Street era utilizada muy poco, simplemente por vecinos de la zona y gente de paso que o bien no tenía otro remedio o bien llegaba hasta allí por mero desconocimiento. Pero de un tiempo a esta parte, el tráfico por esta locura de calle se ha incrementado notablemente. Los residentes lo tienen claro: la culpa es de Waze, el sistema de navegación creado por Google, que envía a muchos conductores por esta trampa no apta para todo el mundo. ¡necesitarás los coches más potentes del mercado para pasar por ella! En el vídeo a continuación puedes ver de qué te hablo:

 

 

 

Y es que en esta calle ya se ha reportado más de un accidente y numerosos sustos. Hay coches nuevos, especialmente cargados y poco potentes, que son incapaces de subir por la subida de un 32% (para poner en comparación, la Cueña les Cabres del Puerto del Angliru tiene un 17,5% de desnivel, casi la mitad). Se trata de una antigua cañada real utilizada hace 100 años por los ganaderos de la zona. Hoy, con la extensión de Los Ángeles, ha quedado colocada en una posición muy buena, vecina del Glendale Boulevard: muchos vecinos creen que Waze envía a la gente por esta ruta debido a lo cargado que suele estar el citado Bulevar.

Al parecer, y según indica la web Ars Technica, el concejal Paul Krekorian, tras hacerse eco del problema, pidió explicaciones tanto al ayuntamiento como a Google. Es importante saber cómo Google conoce los datos de tráfico para sugerir al conductor una u otra ruta. También es importante saber si Google puede estar dispuesto a modificar su aplicación para evitar trampas como esta. La respuesta de la empresa de Mountain View es demoledora.

 

 

La respuesta de Waze sobre la calle Baxter Street ha sido contundente: “es una cuestión de equilibrio entre el mínimo de eficiencia energética que se pierde y la mejora del tiempo en el trayecto de nuestros clientes que puede suponer.” En otras palabras: que esas subidas y bajadas el único problema que puede provocar es un ligero aumento en las cifras de consumo. “Google ha dejado clara su nula intención de colaborar en el problema, algo que no favorece su imagen entre la ciudadanía, especialmente entre los vecinos de esta calle.” Afirma Krekorian.

Varios vecinos de Baxter Street ya han afirmado que temen que cualquier día un coche pueda chocar contra sus casas, ya que hay muchos conductores que pueden no estar preparados para pasar por esta calle. Ya ha habido algún que otro problema o conflicto y si Google sigue enviando tráfico sin parar hacia esta trampa no sería de extrañar que pueda producirse algún que otro indeseado incidente. Menos mal que no hace frío, podría ser la versión americana de esta colina helada mortal en Rusia. ¿Tan difícil es modificar una app para evitar que la gente conduzca por esta calle? No creo: Google, sean un poco más empáticos.

Lecturas recomendadas