Mercedes Clase E 2016: más lujoso y tecnológico que nunca

El Mercedes Clase E 2016 es la novedad más importante del año para la marca alemana. Cada día más cerca del Clase S, en sus casi cinco metros de largo encontramos lujo, tecnología y elegancia. Mucha elegancia.

El Mercedes Clase E 2016 llega por la puerta grande. Presentado en el Salón de Detroit 2016, el primer gran evento del año, deja claro que es la gran novedad de la marca para este 2016. Por eso Mercedes no ha escatimado al dotar a su berlina media de un auténtico arsenal de lujo y tecnología, no te pierdas detalle en las siguientes líneas.

Antes de entrar en materia de equipamiento o motorizaciones, deja que te comente los cambios que incorpora a nivel de carrocería y estética. El nuevo Mercedes Clase E crece, al menos en lo que a longitud se refiere. La distancia entre ejes aumenta en 65 mm hasta los 2.939 mm, que se refleja en mayor espacio en las plazas traseras, mientras que la longitud total también aumenta, en este caso algo menos: 43 mm hasta los 4.923 mm. La línea lateral del coche no varía demasiado respecto a su antecesor: si algo funciona, para qué hacer experimentos raros.

Estéticamente, recupera gran parte de la clásica elegancia de la marca. La sobriedad es protagonista, solamente salpicada por la tecnología más moderna, como los faros de LED con tecnología MULTIBEAM. Mercedes ha intentado dotar al nuevo Clase E de un empaque propio de un coupé y al final lo que han conseguido es que se vea más pequeño y dinámico de lo que realmente es. La inspiración estética es evidente: sus hermanos el Clase C y el Clase S. Si no te fijas, habrá ocasiones en que te costará diferenciarlos.

El Clase E 2016 estará disponible con cuatro acabados, que afectan tanto al aspecto exterior como al equipamiento interior. El básico y el 'Exclusive line' estarán enfocados al lujo y confort, mientras que el 'Avantgarde' y el 'AMG line', tendrán un enfoque más deportivo. Pero donde esta berlina de lujo da un salto abismal es en el interior, asómate y alucina.

Y es que el interior del Mercedes Clase E 2016 es una auténtica pasada. Combina diseño, lujo y tecnología como pocos: ¡incluso el Mercedes Clase S debería preocuparse con tener un modelo con un interior de ese nivel justo debajo! Se inspira en el del gran sedán de la marca, pero tiene toques propios que lo hacen único. De manera opcional, podrá contar con la espectacular pantalla de 12,3 pulgadas que incluye el cuadro de mandos digital y el sistema de entretenimiento.

Los materiales son de primer nivel y cuero, madera y metal se combinan a la perfección. Pero es la tecnología más avanzada la protagonista del interior, con elementos como la nueva evolución del reconocimiento de voz LINGUATRONIC, la nueva botonería en el volante al más puro estilo 'smartphone' o la posibilidad de equipar el 'Head-up display': el objetivo es tener las manos en el volante y la vista en la carretera.

Pero el interior ofrece más, mucho más. Además de toda la tecnología disponible, incluyendo también el navegador COMAND on-line de última generación o un sistema de audio Burmeister high-end 3D que te puede dejar sordo, los elementos de lujo clásico también están presentes. Tal como ocurre con su hermano mayor, la iluminación interior se ha cuidado mucho, con un espectacular circuito de LED completamente integrado que permite hasta 64 colores disponibles: imposible no conseguir una atmósfera lumínica de tu agrado.

Los asientos también se han rediseñado y mejoran en términos de ergonomía, permitiendo viajes largos sin que tu espalda sufra en exceso. Además, su aspecto es ahora más deportivo y refinado. Gracias al paquete de Confort Calefactable, además de los asientos también se pueden calefactar los apoyabrazos, tanto los de las puertas como el central.

En cuanto a motores, el Mercedes Clase E 2016 llegará en un primer momento con cuatro motores. La gama comenzará con el motor de gasolina de cuatro cilindros y dos litros que sigue produciendo 184 CV, tal como en la anterior generación. Le seguirá el que, a buen seguro, será el superventas en España: el E 220 d, con el nuevo motor diésel de cuatro cilindros y 195 CV. Para quien busque un diésel más potente, se ofrece el motor de seis cilindros con la nueva tecnología de escape SCR que alcanza los 258 CV y 620 Nm de par, capaces de catapultarlo de cero a cien en menos de seis segundos.

Como protagonista o como novedad más destacada, se encuentra la versión híbrida enchufable, con un motor de cuatro cilindros de gasolina combinado con un potente motor eléctrico que produce en conjunto 286 CV y una autonomía completamente eléctrica de 30 km. Su consumo medio se fija en apenas 2,1 litros a los cien. Más adelante, la gama de gasolina crecerá con el E 400 4MATIC, con el seis cilindros gasolina de 333 CV y 480 Nm de par.

Poco más tarde llegarán también las esperadas versiones AMG, que se esperan con el motor V8 4.0 biturbo con dos niveles de potencia: no sabemos todavía las cifras exactas que desarrollarán, pero sí se espera que ambas superen los 500 CV, incluso es posible que la versión S AMG pudiera superar los 600 CV, para plantar cara al Audi RS7 Performance.

Todos los modelos que llegarán al mercado en un primero momento estarán equipados con la nueva caja de cambios automática de nueve velocidades 9G-TRONIC. También se espera que en los próximos meses lleguen las esperadas versiones con tracción integral.

La suspensión es uno de los puntos fuertes de esta berlina de lujo, que podrá contar con hasta cuatro tipos de suspensión: la normal, la Avantgarde, con un espíritu más deportivo y una rebaja de 15 mm, la deportiva, con amortiguadores ajustables, y la espectacular Air Body Control, con suspensión activa que permite al coche adaptar su comportamiento según las necesidades del conductor y del estado del asfalto, analizando y actuando en milisegundos para conseguir el mayor confort o el mejor dinamismo. Esta decisión se tomará mediante el Dynamic Select, donde el Air Body Control contará con cuatro niveles: Confort, Eco, Sport y Sport+.

Como te podrás imaginar, en términos de sistemas tecnológicos de ayuda a la conducción, este Mercedes Clase E 2016 cuenta con un auténtico aluvión de novedades. Entre ellas, destaca el DRIVE PILOT, un primer ejemplo de conducción autónoma que permitirá al coche actuar de manera autónoma en diversos casos, como por ejemplo, en conducción en autopista. También contará con la frenada de emergencia automática, evitando accidentes a velocidades de hasta 100 km/h. El sistema 'PRE-SAFE Impulse side' será capaz de hinchar el lateral del asiento para adecuar la posición de los pasajeros delanteros cuando se detecte un impacto lateral inminente.

El aparcamiento remoto será la que más pueda sorprender a tus parientes más mayores, ya que con una simple aplicación del smartphone, podrás aparcar y desaparcar el coche de manera completamente autónoma, especialmente útil si el espacio es muy justo. En términos de conectividad, este Mercedes Clase E estará realmente 'a la última': contará con una especie de Mirror Link asociado al sistema COMAND Online. También podrá tener una toma de Wi-Fi mediante el cual poder conectar el teléfono móvil e incluso, si el dispositivo lo permite, se podrá cargar de manera inductiva, sin cables. ¡Alucinante!

En definitiva, el Mercedes Clase E 2016 llega con mucha tecnología, mucho lujo y una imagen que sigue siendo tan poderosa como siempre. Mucho van a tener que correr sus rivales directos para no perder el gran paso que ha dado Mercedes con su nuevo Clase E.

También te puede interesar:

Un espectacular Mercedes 540K a subasta

Mercedes AMG GT R: cazado de pruebas en la nieve

Mercedes SLC: una revolución que empieza en el nombre

Los Mercedes AMG Sport se convertirán en Mercedes-AMG

¿Te gusta el Bugatti Chiron? Estos son sus orígenes modernos

Lecturas recomendadas