Pasar al contenido principal

9 innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle

Para que luego diga tu cuñado que la tecnología de la F1 no es útil lejos de los circuitos...

Imagen de perfil de Javier Prieto
Los inventos de la F1 en los coches de calle

Siempre se ha dicho que la Categoría Reina es un (pijísimo) laboratorio donde se investiga el desarrollo de nuevos sistemas, dispositivos y materiales. Ya. Pero dirás, ¿realmente todo eso tiene alguna aplicación práctica en los vehículos ordinarios o es puro marketing? Tenemos la respuesta porque hemos encontrado 9 innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle. Por tanto, parece que esa transferencia tecnológica va más allá del simple 'farol publicitario'. Y es que algunos de los dispositivos e inventos más útiles de nuestros queridos bugas provienen del Gran Circo. Y como sabemos que eres casi tan curioso como nosotros, vamos a contarte cuáles son los más importantes.

 

Discos de freno... y de carbono

En la década de los 50 los ingenieros de la Fórmula 1 se dieron cuenta de que los frenos de disco ofrecían mucho mejor rendimiento que los de tambor. Pronto los primeros, cuya capacidad de refrigeración y eficacia era muy superior, jubiló a los segundos. Hoy en día los frenos de los monoplazas están equipados con discos de carbono-carbono, que quizá algún día lleguen a nuestros utilitarios. De momento, algunos deportivos montan los de carbono que introdujo la escudería Brabham en 1979. Su durabilidad es cinco veces superior a los convencionales, aunque su precio...

 

Frenos: de las F1 a la calle

         Foto: Edgy01 (Dan Lindsay) vía Wikimedia

 

Motores turboalimentados

Quizás te sorprenda pero el turbo es otra de las innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle. Aunque su origen parece remontarse a las pruebas estadounidenses, los cerebritos de Renault lo 'importaron' a la Categoría Reina a finales de los 70. Los ingenieros franceses comprendieron que ese 'artefacto' incrementaba la potencia del motor sin elevar (mucho) el consumo de carburante.

 

Renault RS01, la Tetera Amarilla

          (Foto: Darren vía Wikimedia)

 

El primer monoplaza con turbo, el Renault RS01, se presentó en el GP de Francia de 1977. Y aunque en principio, la 'Tetera Amarilla' fue un desastre mecánico, se convirtió en uno de los bólidos que revolucionaron el Gran Circo. Tanto es así que en poco tiempo todas las escuderías incorporaron este sistema de sobrealimentación. A ver, dinos un par de automóviles con motor (diésel) que no lo monten. 

 

Fibra de carbono

Sabemos que el Tata de tu primo no cuentan con este material. Sin embargo, la mayoría de los grandes deportivos de FerrariPorsche BugattiMcLaren o Lamborghini cuentan con la fibra de carbono como uno de los elementos primordiales en su arquitectura.

 

MP4/1 CHASIS

 

El citado compuesto, que resulta muy resistente a los impactos y extraordinariamente ligero, proviene de la industria aeroespacial. McLaren se dio cuenta de sus virtudes y en 1981 lo usó para construir el chasis monocasco del MP4/1. Desde entonces todas las escuderías siguieron los pasos de su diseñador John Barnard, algo que se mantiene en la actualidad. ¡Vivan la fibra y las innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle!

 

McLaren MP4/1 y el carbono

           (Foto: David Merrett vía Wikimedia)

 

Cambio automático con levas en el volante

El Ferrari 640, también creado por John Barnard, estrenó en 1989 una caja semiautomática de siete marchas que se accionaba desde unas levas en el volante. La tradicional palanca del cambio y el pedal del embrague habían desaparecido, haciendo que engranar las marchas fuera una maniobra más rápida, cómoda y segura.

 

Ferrari 640 Mansell

         (Foto: madagascarica vía Wikimedia)

 

Sí, fueron los precursores de un concepto que pronto copiarían los rivales... y los vehículos particulares. Actualmente un gran número de modelos emplean el invento de La Scuderia. ¿Te suena eso del secuencial? Pues ya sabes de donde partió otra de las innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle.

 

Los neumáticos 

Desde la creación de la Categoría Reina, los neumáticos han sido objeto de estudio y constante progreso en su rendimiento. Derivado de ello se crearon los compuestos de invierno, verano, lluvia, altas prestaciones, perfil bajo, etc. Precisamente, las gomas de los coches, cruciales para su seguridad y rendimiento, han sido uno de los elementos que más han evolucionado gracias a la lucha contra el crono, de la que nos beneficiamos a diario los conductores. Estamos ante otro gran ejemplo de las innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle.

 

Los neumáticos: de la f1 a la calle

         Foto: Pixabay.

 

Los lubricantes

También para los aceites de los motores, la F1 ha sido el mejor campo de pruebas y desarrollo. Dado el elevado esfuerzo de los propulsores de los bólidos, éstos requieren de unos lubricantes capaces de soportar el extenuante rozamiento. Pues de ese objetivo nació la gama de aceites de alta duración que lleva tu vehículo... o el de tu primo. Algo similar sucede con los carburantes, cuya optimización viene de la pista.

 

 

Las suspensiones activas

Durante los años 90 ya se había ensayado bastante en el campo de las suspensiones activas. Sin embargo, la palma se la llevó en este aspecto, como en otros muchos avances tecnológicos, el Williams FW14B. Disponía de un sistema electrohidráulico que mantenía la altura constante del bólido en cualquier asfalto gracias a las suspensiones activas. Hoy en día, esos 'amortiguadores inteligentes' adaptan su funcionalidad a los baches u otras irregularidades de la calzada para que éstos no se transmitan a los pasajeros. Desde luego que se ha ganado en confort y seguridad gracias, una vez más, a las innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle.

 

 

Recuperación de energía: el KERS

Allá por 2009 los monoplazas estrenaron un invento llamado K.E.R.S. (kinetic energy recovery system). Se trata de un sistema de recuperación de la energía cinética de las frenadas capaz de transformarla en energía eléctrica. Pero lo mejor de todo es que permitía su almacenamiento para un uso discrecional durante la carrera. Efectivamente, en la actualidad lo emplean muchos vehículos híbridos para recargar sus baterías mientras circulan.

 

 

Virtudes aerodinámicas

Una de las mayores preocupaciones de la máxima categoría reside en la resistencia al viento de los monoplazas generada por la velocidad. De hecho, muchos de los esfuerzos se han centrado en buscar diseños con una mayor eficiencia en los flujos de aire a través del bólido en movimiento. En esta materia, Adrian Newey, el mago de Red Bull, es uno de los grandes nombres. Precisamente algunos de los alerones traseros de los monoplazas cumplen esa misma función instalados en los coches de calle. 

 

 

Un ejemplo de ellos lo constituirían los alerones escamoteables que algunos deportivos activan a alta velocidad. Éstos apéndices incrementan la carga aerodinámica en su eje posterior y constituyen una de las grandes innovaciones de la F1 empleadas en los coches de calle. 

Foto portada: Alexandre Prévot vía Wikimedia. 

 

Lecturas recomendadas