Pasar al contenido principal

Cuando los fórmula 1 se convierten en taxis: ¿me llevas al box, compañero?

¡Qué forma más molona de volver al garaje!

Imagen de perfil de Javier Prieto
Vettel en el Sauber de Werhlein

Como estamos de lunes, hoy toca un tema ligerito. Por si no lo sabías, en la Fórmula 1 hay pilotos muy 'señoritos' que cuando sufren un percance con su bólido, no quieren volver a pata al box. Prefieren llamar a un 'taxi', o sea subirse al monoplaza de un compi que pase por la pista y les 'acerque' a su garaje. ¿Precio de la 'carrera'? A convenir.

El último ejemplo de este peculiar 'servicio de transporte' se vivió ayer en el GP de Malasia 2017. Nada más acabar la carrera, Sebastian Vettel  fue embestido por Lance Stroll y regresó al paddock a lomos del Sauber C36 de su compatriota Pascal Werhlein. ¡Qué cosas!

 

 

Aunque el 'paseo' más famoso lo protagonizaron Nigel Mansell y Ayrton Senna en Silverstone 1991, ha habido muuuuchos más. Hoy vamos a repasarlos casi todos.

 

Jean-Pierre Jarier, Shadow-Matra, giving Jacques Laffite of Williams-Ford a lift, Monza 1975

 

Sin ir más lejos, sobre estas líneas aparece el francés Jean-Pierre Jarier al volante de su Shadow DN7 Matra y con su 'copiloto' Jacques Laffite (Williams-Ford) en Monza 1975. Y como éste caso hay un montón de viajes en taxi de la F1. Veamos cuáles son los 'taxis' del Gran Circo.

 

Los pioneros de la 'especialidad'

Que nosotros sepamos, la primera ocasión en la que un coche de F1 hizo de taxi fue en el GP Francia 1965 disputado el 27 de junio en el Circuito de Charade, cerca de Clermont-Ferrand.

 

Richie Ginther y sus pasajeros, Innes Ireland y Jo Bonnier en el GP Francia 1965

 

El pionero en este 'arte' fue el estadounidense Richie Ginther quien tomó como pasajeros en su ¡Honda RA272! al británico Innes Ireland (Lotus-BRM) y al sueco Jo Bonnier (Brabham-Climax). Mirando la foto hay que reconocer que tuvo mucho mérito porque casi no cabían en ese reducido espacio.

 

Denny Hulme y Jack Brabham en Alemania 1967

Apenas dos años después, el neozelandés Denny Hulme ganó el GP de Alemania 1967 por delante de su jefe, el australiano Jack Brabham.

 

Denny Hulme transporta a Jack Brabham en su BT24 en el GP Alemania 1967

 

Quizá para que no se cabreara por el resultado de la carrera, el primero -nunca mejor dicho- le dio una vuelta al segundo -en sentido literal del término- en su Brabham BT24 número 22.

 

Pace y Peterson en Francia 1972

Nuevamente el Autódromo de Charade se convirtió en el escenario de otro servicio de taxi en la F1. Aconteció en el GP Francia 1972 cuando el brasileño José Carlos Pace tuvo de pasajero al sueco Ronnie Peterson.

 

Jose Carlos Pace transporta a Ronnie Peterson en Francia 1972

 

Por cierto, fíjate en la postura de Peterson, sentado en el alerón trasero del March-Ford 711 del carioca.

 

Lauda, su Ferrari, y Fittipaldi en 1977

Niki Lauda demostró su compañerismo al compartir su Ferrari 312T2 con Emerson Fittipaldi en 1977. Por cierto, aquello le dio suerte al austriaco que se se proclamó en ese año bicampeón del mundo.

 

Lauda llevando a Fittipaldi en 1977

 

Patrese, taxista de Ickx en Francia 1979 

Sin duda alguna, el GP de Francia es la cita donde el 'servicio de taxi' está más demandado. Por eso en la edición de 1979 disputada en el trazado de Dijon-Prénois, se repitió la escena por tercera vez.

 

Patrese con su Arrows lleva a boxes a Ickx en el el GP Francia 1979 en Dijon-Prénois

 

En esta ocasión el chófer fue Ricardo Patresse (Warsteiner Arrows-Ford A2) y el 'cliente', el belga Jackie Ickx.

 

Lauda, Prost y Lafitte: trío en USA 1984

En el GP USA 1984 disputado en Dallas, el Williams FW09 del galo Jacques Lafitte fue el taxi que tomaron Niki Lauda y Alain Prost de regreso al garaje. 

 

Niki Lauda y Alain Prost de paseo en el FW09 de Jacques Lafitte en el GP USA 1984, Dallas

 

¡4 pasajeros! en un f1 en México 1986

Stefan Johansson y Rene Arnoux viajaban cómodamente en el Ligier de Phillippe Alliot cuando el bólido se quedó sin gasolina en el GP México 1986.

 

 

¿Qué hicieron los tres corredores? 'Parar' al taxi Williams FW11 de Nelson Piquet, un gran chófer en el Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México. Parecía un autobús de la E.M.T. en hora punta.

 

De Cesaris y Johansson en Mónaco 1988

En la cita del Principado 1988, el sueco Stephan Johansson trasladó en su taxi Ligier-Judd JS31 a Andrea de Cesaris, cuyo Rial-Ford ARC1 había sufrido un 'percance'.

 

De Cesaris (Rial-Ford ARC1) y Stefan Johansson (LOTO Ligier-Judd JS31) en Mónaco 1988

 

Nada extraño en alguien apodado De Crasheris, por su tendencia natural a ser un Pastor Maldonado de la vida.

 

Johansson lleva a Berger en Bélgica 1988

Apenas cuatro meses más tarde, en el GP Bélgica 1988, Stephan Johansson ejerció nuevamente de taxi de la F1.

 

Stefan Johansson  (Ligier Loto) lleva a Gerhard Berger (Ferrari)  Ligier JS31 en GP Bélgica 1988

 

En esta ocasión subió a bordo de su Ligier-Judd JS31 al austriaco Gerhard Berger, cuyo Ferrari F187/88C lo había dejado tirado en los bosques de Spa.

 

Mansell y Senna, el taxi más famoso

Sin ninguna duda una de las imágenes más recordadas de la F1 corresponde al GP Gran Bretaña 1991. Aquel 14 de julio en Silverstone, Nigel Mansell que había ganado la carrera, vio cómo Ayrton Senna se quedaba tirado por falta de combustible en el McLaren MP4/6.

 

 

¿Y qué hizo el fiero y deportivo León Inglés? Llevar en su Williams FW14 al brasileño y duro contrincante por el título. Detallazo de un gentleman.

 

Herbert y Hakkinen, compis en Portugal 1992

Aunque ya se sabe que el primer rival a batir en la F1 es tu compañero de equipo, Johnny Herbert fue todo un caballero inglés -nunca mejor dicho- con Mikka Hakkinen.

 

Johnny Herbert (Lotus-Ford 107) con su compi Mika Hakkinen en Estorial (Portugal) 1992

 

Cuando el Lotus-Ford 107 del finlandés le jugó una mala pasada, su vecino de box le invitó a regresar juntos al paddock. Por supuesto que el escandinavo aceptó encantado el ofrecimiento.

  

Alesi, celebración original en Canadá 1995

Jean Alesi festejó su única victoria en la F1 dando la vuelta de honor en en el GP Canadá 1995 sentado en el Benetton B195 de Michael Schumacher. Su Ferrari 412T2 dijo basta al finalizar la prueba.

 

 

Schumi, 'taxista' de Fisichella en Alemania 1997

Un par de temporadas después, durante el GP Alemania 1997, el Barón Rojo volvió a demostrar sus cualidades como chófer de un 'taxi' de la F1.

 

 

Llevó a bordo de su Ferrari F310B a Giancarlo Fisichella, quien se había quedado tirado con el Jordan 197 en medio del asfalto de Hockenheim.

 

Dos compis 'de paseo' en España 2001

Mika Hakkinen lideraba el GP de España 2001 cuando en la última vuelta el embrague de su McLaren MP4/16 dijo basta. Como por allí pasaba su vecino de box David Coulthard, ambos regresaron al paddock en el bólido de este último .   

 

 

 

Webber y Alonso 'juntos' en Alemania 2011

De todos es sabido que Fernando Alonso y Mark Webber siempre han sido buenos amigos. Y así quedó demostrado cuando el australiano recogió con su Red Bull RB7 al asturiano que sufrió problemas en el Ferrari 150º Italia.

 

 

Alonso, chófer de Webber en Singapur 2013

Un par de temporada más adelante, Alonso (Ferrari F138) le devolvió el favor a su colega Webber en el GP Singapur 2013. El aussie había tenido 'problemas ardientes' en su Red Bull RB9 mientras rodaba en Marina Bay. 

 

 

Por cierto, aquí debajo tienes la jugada vista desde la cámara on board del monoplaza rojo. No te pierdas cómo la pierda derecha del australiano apenas deja espacio para que su colega ovetense pueda ver lo que tiene delante mientras conduce. ¡Ay, estos chicos!

 

No queremos despedirnos sin pedirte que si conoces más casos de 'taxis' en la F1, nos lo hagas saber. Todo sea por el gremio... de la velocidad.

 

 

 

Lecturas recomendadas