Pasar al contenido principal

Oficial: Porsche entra en la Fórmula E

Enhorabuena a los de Stuttgart, que serán protas en la competición eléctrica.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Porsche aterriza en la Fórmula E

Se acabó la espera. Ya es oficial. Porsche entra en la Fórmula E, tras recibir este martes la aprobación a su solicitud por parte de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo). Así lo han asegurado fuentes de la firma alemana que estaban dando palmas con las orejas de alegría. Lógico.

Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche y responsable del Programa de Fórmula E ha manifestado: "Durante los últimos años, la FIA y Alejandro Agag han hecho un fantástico trabajo". 

"Gracias a esta evolución que han tenido, podremos competir en la pista contra muchos de los grandes fabricantes de automóviles del mundo", explicaba Enzinger.

Concretamente, la marca de Stuttgart tiene previsto debutar en la sexta temporada del Campeonato de Monoplazas Eléctricos, a finales de 2019. De este modo, la fábrica que el equipo tiene en Weissach continuará adelante con los planes de desarrollo de su propulsor eléctrico. Según las previsiones, estará listo para dar (mucha) guerra en esa fecha: seguro que no llega a ser tan emocionante como probar un Porsche 911 GT2 RS 2018, pero la guerra con otros fabricants como Mercedes o Jaguar será muy entretenida. 

 

Qué Porsche aterriza en la Fórmula E

 

Al frente del Programa de la Fórmula E estará, ni más ni menos que Andreas Seidl, el responsable del Prototipo Porsche 919 Hybrid. No hace falta explicarte los éxitos que ha cosechado la bestia y terror de los circuitos, ¿verdad? A estas horas más de un posible rival debe tener ya un nudo en el estómago. 

Por si no estás muy al día en la categoría eléctrica te explicaremos un par de cosas de ella. Los equipos participantes reciben del organizador el chasis y la batería. Pero el resto de componentes de las unidades de propulsión están diseñadas y fabricadas por cada escudería. Lo pillas, ¿verdad?¿No?

Pues ahí reside una de las ventajas para los germanos puesto que podrán dar rienda suelta a sus genialidades aportaciones tecnológicas en infinidad de sistemas y dispositivos de los bólidos. Entre ellos están el motor, la transmisión, el diferencial, el sistema de frenos por cable, los ejes, el monocasco, la suspensión o la ECU.

Por cierto, la llegada de los teutones a la Fórmula E coincide con la presentación del nuevo Porsche Taycan, el primer modelo de Porsche totalmente eléctrico. Una vez más, los avances de los circuitos se incorporarán a los coches de calle. Suerte.

Imágenes: Porsche.

Lecturas recomendadas