Pasar al contenido principal

Vídeo: Accidente múltiple en una carrera del WTCR en Portugal

A pesar de la chatarrería que se lió en el trazado urbano de Vila Real, ningún piloto resultó herido. Por cierto, el español Oriola fue tercero.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Así fue el accidente múltiple Vila Real WTCR

Espectacular accidente múltiple en una carrera del WTCR en Vila Real (Portugal). Eso es lo que ha sucedido el pasado sábado durante la primera carrera en la cuarta cita de la Copa Mundial de Turismos, celebrada en ese trazado urbano luso.  

Así es el brutal Peugeot 308 TCR 2018 

El incidente, que afectó a una ¡veintena de coches!, obligó a interrumpir momentáneamente la prueba para retirar los coches y sus piezas esparcidas por el asfalto.

La imagen muestra una espectacular montonera que se creó en la primera vuelta de la manga 1 del Certamen de Turismos de la FIA, aunque afortunadamente sin víctimas.

 

Dos compis y un destino: liarla parda

La pista quedó bloqueada por un impresionante tapón, causado por una colisión entre los dos Volkswagen del Sebastien Loeb Racing Team. El accidente múltiple en una carrera en Vila Real, Portugal, sucedió así.

 

 

Rob Huff y Mehdi Bennan, a bordo de sendos Volkswagen Golf GTI arrancaron al frente del pelotón. Huff se dejó comer la tostada en la salida, permitiéndole a Bennan que le alcanzara en los primeros metros. Los dos colegas rodando literalmente pegados y sin intención se ceder... con una curva en el horizonte. Mal asunto.

Primero se dedicaron un par de besitos (toques), anticipando lo que estaba por suceder. En la curva cinco, todavía en el primer giro de la cita lusa, llegó el mamporro mutuo que les envío contra las barreras. Ahí comenzó el desastre porque se quedaron atravesados en medio de la pista y bloqueándola. Menudo embudo.

Los coches que les perseguían se fueron estampando unos tras otros en ese punto. Algunos corredores salían del interior de sus vehículos por el maletero ayudados por los rivales, mientras un conato de incendio prendía la mecha del peligro. Una imagen dantesca... sin víctimas. 

 

 

No se libró ni El Tato

Realmente casi ninguno de los participantes pudo esquivar los típicos golpes por alcance, unos más y otros menos fuertes. Por fortuna, y a pesar de que el asfalto parecía un desguace, ningún corredor resultó herido.

Tras lo sucedido, durante dos horas las asistencias y equipos especializados de la organización se encargaron de limpiar la chatarrería en la que se había convertido el Circuito de Vila Real.

Finalmente, la prueba pudo reanudarse a pesar del accidente múltiple en una carrera del WTCR, Mundial de Turismos, en Vila Real (Portugal). No obstante, solo 17 de los 27 vehículos inscritos se reincorporaron a la batalla lusa.

Aunque sea lo de menos, el ganador fue el francés Yvan Miller (Hyundai), seguido del argentino Esteban Guerreri (Honda) y de nuestro Pepe Oriola (Cupra).

Lecturas recomendadas