Pasar al contenido principal

Vídeo: Las locas carreras sobre coches de juguete, de moda en EE.UU.

Se trata de una nueva especialidad que según está la F1, aspira a desbancarla.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Carreras de coches infantiles

En el país de las hamburguesas todo es posible, también en el mundo del motor. Así lo demuestra este vídeo de las nuevas carreras sobre coches de juguete en Estados Unidos.

Los 'monoplazas', que están propulsados por (muy poca) energía eléctrica, reproducen modelos infantiles tan famosos como el de Rayo McQueen. Eso sí, dadas sus limitaciones motrices, compiten en trazados con pronunciadas pendientes descendientes.

Un exitazo 

La fama que está alcanzando esta sorprendente categoría es tal que ya han competido en grandes escenarios de la nación. Sin ir más lejos, en el Virginia International Raceway, un imponente circuito situado en el estado yanqui del mismo nombre.

 

 

De hecho, en una de sus pistas anexas las carreras de coches de juguete han sido uno de los platos fuertes del Hyperfest. Se trata de un evento donde se dan cita verdaderos frikis del motor más hardcore o gore, según se mire. Allí organizan pruebas de lo más eclécticas, desde carreras de cortacésped hasta concursos de tunning extremo

Bueno, el caso es que los ases de la especialidad y sus (poco) aerodinámicos bólidos han dejado ojipláticos a los atónitos espectadores. 

Una técnica depurada y 1.500 $

Cuando visiones las imágenes, podrás observar lo importante que resulta la posición del piloto, al igual que sucede en los coches de la Fórmula 1. Evidentemente, lo mismo se puede decir de las manos del corredor, esenciales para vencer a los rivales. Y como en cualquier carrera que se precie, no faltan las salidas de pista, ni los 'Mad' Max Verstappen de turno... ni las asistencias.

En el Virginia International Raceway se proclamó vencedor al piloto que sumando los tiempos de varias mangas, fue el más rápido. Recibió un premio de 1.500 dólares que, según están las cosas, es como para hacerse profesional de la nueva disciplina.

En realidad, el origen de las nuevas carreras con coches de juguete se debe a otra prueba aún más friki que ésta. Se conoce como la Barbie Jeep Racing y habitualmente se disputa en colinas con grandes inclinaciones. No te hemos incluido unas imágenes sobre la misma para no herir tu sensibilidad. Otro día nos pondremos con ella. ¡Ay, estos americanos!

Imagen portada: YouTube.

Lecturas recomendadas