Pasar al contenido principal

Un Corvette C5 con neumáticos de 33 pulgadas todoterreno: ¡Y no es una broma!

Corvette C5 todoterreno
Westen Champlin
-

Westen Champlin

La tendencia a volver todoterrenos algunos deportivos clásicos e históricos azota varios garajes de Estados Unidos o Europa. Ahora, le tocaba al Chevy Corvette

Quién diga que las modificaciones no son maravillosas, no tiene juicio ninguno. A su modo, son obras de arte que utilizan como lienzo algunos coches clásicos para volverlos algo... Único. Ese es el caso de este Chevrolet Corvette C5 con neumáticos de 33 pulgadas que ha dejado de ser un deportivo para convertirse en un todoterreno con mucho estilo.

Hennessey Challenger Jailbreak: un 'muscle car' con 1.014 caballos de puro nervio

El canal de YouTube de Westen Champlin, especializado en modificaciones de coches americanos y pruebas de conducción de bólidos. El Chevrolet ha sido construido por un modificador que lo anunció en Instagram por un precio de 8,500 dólares.

La locura de un Corvette C5 de rally

VIDEO

We Off-Road Test a Corvette....and 100% Didn't Break it

Se trata de un Corvette C5 de 1999 con neumáticos todoterreno de 33 pulgadas sobre unas llantas especiales para este tipo de gomas, fenders en las aletas delanteras y traseras, una suspensión visiblemente elevada que proporciona al coche una altura libre al suelo de hasta 40 centímetros...

¿Y por qué el dueño, ZeroToSixty en YouTube, lo vende? Porque quiere hacer uno igual sobre la base de un Corvette C6 con inyección de óxido nitroso, un gran alerón trasero y mucho más radical. Durante el vídeo, Westen lo prueba a través de caminos y forzando la máquina un poco.

La experiencia offroad parece prometedora y el motor LS6 V8 de 5,7 litros de 390 CV de potencia solo acrecienta la ilusión del influencer, que evidentemente, acaba comprando el coche. Porque la enfermedad que nos empuja a muchos a coleccionar estas máquinas, pega más fuerte a unos que a otros.

Durante el vídeo, la prueba offroad se intensifica hasta niveles de rally y con solo una limitación: la admisión de aire del motor LS6 cuenta con un filtro cónico de alto flujo en la zona original, por lo que el cruzar un río complica el asunto.

Si entrase agua al motor, sería hora de un buen funeral. Sin embargo, Westen lo consigue con mucho cuidado y por la zona más elevada ante el asombro de algunos curiosos con verdaderos todoterrenos que estaban en la zona.

Spoiler: el Corvette acaba humeando porque el sistema de refrigeración no aguanta tanta aventura y se sobrecalentó un poco. Nada que un buen radiador Mishimoto y algunos ajustes no puedan solucionar. ¡Porque pa' eso están!

Y además

Buscador de coches