Pasar al contenido principal

El coche más molón de los Carabinieri para patrullar las playas

Jamás habrás tenido más ganas de convertirte en policía.

todoterreno off-road policia italia playa offroad arena agua

Bueno, quizás los coches de la Policía de Dubai te haya hecho pensar emigrar a este emirato, pero la verdad es que en Dubai hace mucho calor: mejor este Jeep Wrangler de los Carabinieri para patrullar por las playas italianas. ¡Qué pasada! La verdad es que como coche de patrulla en zonas de difícil acceso o con una necesidad extra de tracción me parece inmejorable. Se ha presentado en la playa, con el veranito de fondo, pero seguro que se convertirá en uno de los coches nuevos más utilizables de la flota de coches de los Carabinieri.

Y es que el Alfa Romeo Giulia QV de los Carabinieri no puede molar más, así como el Lamborghini Huracán de la Polizia, pero son modelos bastante menos utilizables: básicamente se usan para mejorar la marca Italia tanto dentro como fuera de las fronteras así como para usarlos como reclamo para captar a nuevos candidatos y para ocasiones especiales, como el transporte de órganos. No son coches para darles caña, no son coches para el día a día de un Cuerpo de Policía. El Jeep Wrangler de los Carabinieri, sí.

 

 

Y es que, hace un tiempo, cuando me puse a escribir el tema de los coches que debería comprar la Guardia Civil, ya puse en la lista al Jeep Wrangler: la verdad es que eso de los mejores todoterrenos robustos del mercado, perfecto para patrullar en zonas de difícil acceso o bien con condiciones climáticas complicadas. Perfecto para países como Italia o España, con muchas plazas, zonas semidesérticas, mucha montaña y mucha nieve y frío. ¿Deberíamos seguir el ejemplo de los italianos? ¡Y tanto!

El Jeep Wrangler de los Carabinieri ha sido convenientemente preparado para ser eficaz en las playas de la Región Romagna. Se ha instalado el Mopar One Pack, con suspensión elevada, llantas de 17 pulgadas en acabado negro y neumáticos de 32 pulgadas de configuración off-road. Por supuesto cuenta con el equipamiento básico que todo coche de policía debe tener, como las sirenas, un sistema de radio o un espacio para guardar el arma.

 

 

Bajo el capó, los agentes de los Carabinieri contarán con un motor diésel de 2.8 litros y 200 CV, con 460 Nm de par. Estará asociado a una caja de cambios automática y, por supuesto, la tracción será integral. Un movimiento inteligente de los Carabinieri teniendo en cuenta las ganas de mostrar el producto que tiene Sergio Marchionne al frente del Grupo FCA (te recuerdo que Jeep pertenece, en el fondo, a Fiat). Sigo pensando que en España se debería hacer algo similar, uniendo fuerzas entre marcas con intereses en España y los diferentes cuerpos de policía. ¡Sigo pensando que un Seat León Cupra sería el coche ideal para la policía española!

Lecturas recomendadas