Pasar al contenido principal

Mercedes-AMG G65 Final Edition: ¡glorioso fin de fiesta!

El todoterreno más mítico de la marca se despide por todo lo alto.

Con un V12, 630 CV bajo el capó y detalles exclusivos. Sí amigos, el Mercedes Clase G está a punto de renovarse y para celebrar el fin de este todoterreno auténtico, que lleva con nosotros desde 1979, Mercedes ha decidido lanzar la edición especial Mercedes-AMG G65 Final Edition, un fin de fiesta reservado únicamente a 65 ejemplares y que supone la última serie especial de este todoterreno, que junto con el Mercedes-AMG G Exclusive Edition, harán que lo echemos de menos durante mucho tiempo.

¿Qué tenemos delante? Bueno, básicamente un Mercedes-AMG G65 con su extraordinario motor V12 de seis litros ofreciendo 630 CV y un par máximo de 1.000 Nm entre las 2.300 y las 4.300 vueltas. Con esta bestia, el G65 es capaz de acelerar de cero a cien en 5,3 segundos, con una velocidad máxima limitada a 230 km/h. Hasta aquí pocos cambios y la verdad es que en cuanto a detalles técnicos no hay novedades: ¡a estas alturas no estamos para experimentos!

 

Vídeo: Forgiato la lía con un Mercedes Clase G

 

Ahora bien, sí que encontramos muchos detalles en el apartado estético. Por ejemplo, en el exterior vemos cómo equipa detalles inaugurados por el Clase G Edition 463, como por ejemplo las rayas en la parte inferior de las puertas o estas espectaculares llantas de cinco palos dobles y 21 pulgadas. Ahora bien, con cambios: tanto estas como numerosos otros detalles del exterior reciben un exclusivo acabado en color bronce que le da un toque muy especial, especialmente en combinación con el color negro elegido en el exterior.

En el interior también hay detalles que hacen a este todoterreno de lujo en algo único: las inserciones son de fibra de carbono, mientras que se ha optado por elegir el cuero napa de la mejor calidad. Los asientos multicontornos cuentan con costuras en rombos, así como climatización para ambos pasajeros delanteros. Las costuras o los ribetes del interior también están terminados en color marrón bronce, a juego con los detalles vistos en el exterior. ¡Qué pasada!

 

 

Te recuerdo que la relación entre el Mercedes Clase G, el más robusto de la gama, y de AMG se remonta a 1999, cuando apareció el G 55 AMG y sus 354 CV, hoy casi la mitad de los que produce esta bestia. El Mercedes con más solera fuera del asfalto se despide con una versión excepcional, aunque al alcance de muy pocos afortunados: como te decía solamente se fabricarán 65 ejemplares y todos ellos tendrán un precio astronómico. En Alemania costará 310.233 euros, así que es de esperar que en España pueda alcanzar los 350.000 euros. ¡El todoterreno más caro del momento!
 

Lecturas recomendadas