Prueba del Hyundai Ioniq 5N: el deportivo eléctrico que sube el listón

Hyundai Ioniq 5N

El primer deportivo eléctrico de Hyundai N llegará muy pronto y ya lo hemos probado. Un bólido sin complejos y con mucha potencia en esta primera toma de contacto.

Se ha hecho esperar pero por fin traigo la prueba del Hyundai ioniq 5. Aunque antes de hablar de este compacto deportivo en formato eléctrico… Sí amigos, los motores de combustión son insuperables. Yo lo sé y cualquier amante del motor de rigor, lo sabe. Pero este coche tiene algo.

Hay rumores que dicen que podría llegar un Ioniq 6N en 2025

Hyundai ha dado con una tecla muy importante. He conducido muchos eléctricos en mi vida. E incluso coches gasolina que eran un intento de deportivos. No alcanzaban lo que se espera de ellos. Sin embargo, el Hyundai Ioniq 5N lo hace. 

¿Que cómo lo sé? Porque me sacó una sonrisa en el primer instante en el que pisé a fondo el acelerador. Y por otros tantos motivos que os voy a enumerar en las próximas líneas. Más allá de los prejuicios contra las “lavadoras”. Dadme una oportunidad de explicarme.

Un diseño atrevido, con agresividad y tecnología

Con el nuevo Ioniq 5N nos encontramos a un vehículo con unas medidas de 4.715 mm de largo, 1.940 mm de ancho y 1.585 mm de alto. Sí, es un coche compacto pero con unas dimensiones grandes. Sobre todo en su anchura. Tiene presencia.

Inmediatamente se identifica como un Hyundai y pronto encuentro similitudes con algunos de los concept cars más recientes de la marca, como el Hyundai N Vision 74. Sin ir más lejos, en sus ópticas delanteras LED, formadas por cuatro recuadros con efecto 3D.

El parachoques frontal cuenta con una parrilla de refrigeración activa, un elegante lip inferior y unos canards laterales que se unen a la línea de las aletas. Los toques rojos son un claro indicativo de la versión y se extienden por las taloneras o el difusor trasero.

Los marcos de las puertas en negro dan continuidad a las formas y en la parte trasera nos encontramos un panel que recorre todo el portón del maletero y que integra las luces LED con efecto de píxeles e infinite light. Un alerón sobre el techo y un curioso color Performance Blue Matte.

Su interior tampoco defrauda. No tiene nada que ver con su hermano, el Ioniq 5. Auí encontramos unos asientos estilo baquet con el emblema de hyundai retroiluminado. Muy cómodos y con un gran nivel de agarre. Sin embargo, todo el protagonismo se lo lleva… ¿El volante?

Desde luego. Se trata de un aro en tela de alcántara con costuras azules y cuatro botones satélite: uno para alternar entre modos de conducción, otros dos para modos personalizados y uno rojo con las letras NGB que equivale a N Grin Boost. Un “turbo” del que hablaremos más tarde.

También tenemos cuadro de instrumentos digital personalizable, Head-Up Display y una completísima pantalla multimedia con multitud de información de las diferentes configuraciones de componentes de la mecánica del vehículo, telemetría y un buen listado de circuitos.

Las plazas traseras son realmente amplias y cuenta con una capacidad de maletero de 531 litros ampliable tumbando la fila trasera de asientos. Porque ante todo, Hyundai busca que sea un vehículo usable en el día a día, más allá de sus modos de alto rendimiento.

Caja de cambios simulada, sonido y hasta 650 CV

Hyundai Ioniq 5N

Hablemos de la motorización de este Hyundai Ioniq 5N, porque el coche viene con unas características muy jugosas. Para empezar, encontramos tracción integral a través de dos motores eléctricos alimentados por una batería de 84 kWh.

En total, desarrolla hasta 650 CV y 770 Nm de par máximo con el N Grin Boost, una especie de modo turbo que se activa con el citado botón del volante durante unos segundos. Aunque de manera normal, cuenta con 610 CV.

Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar hasta 258 km/h de velocidad máxima con una autonomía de hasta 448 kilómetros estimados en ciclo WLTP. Cifra que viendo el envenenamiento al que te somete este coche, se reducirá bastante…

Hyundai Ioniq 5N

Pero la gran novedad viene con el sistema N e-Shift: una caja de cambios automática simulada de 8 velocidades que se controlan con las levas del volante. Tenemos un régimen de hasta 7.500 rpm y en el corte de inyección, la entrega de torque se detiene.

En los cambios descendentes, los motores retienen al coche y en los ascendentes, al límite de revoluciones, produce un golpe como si del acople de los embragues se tratase en una caja de cambios real. Es sencillamente increíble.

Sin embargo, no sería nada de este cambio de marchas sin un sonido. Y Hyundai ha dotado de 8 altavoces interiores y dos exteriores a su eléctrico para reproducir el N Active Sound: un fidedigno sonido de motor de combustión que incluso, cuenta con pop and bangs.

Hyundai Ioniq 5N

Si bien, puede cambiarse por otra acústica derivada del prototipo que se creó para el videojuego Gran Turismo y que reacciona principalmente a los giros de volante y fuerzas G. O, por el contrario, al sonido de un caza de combate inspirado en los F-18 de la película Top Gun.

Las sensaciones son muy similares a las de un coche gasolina e incluso se parecen a las del Hyundai i30N. Es muy curioso porque sabes que todo es irreal, pero esos estímulos táctiles y auditivos te envuelven y hacen que te creas que vuelves, por un momento, al irremplazable combustible

A nivel de paso por curva y aceleración, se trata de un coche emocionante. Tenemos vectorización de par, suspensión adaptativa, la adaptación de un sistema de autoblocante a los motores eléctricos y neumáticos Pirelli P-Zero en medidas 275/35/R21. Tecnología por todos lados.

Entonces… ¿Tiene potencial?

Hyundai Ioniq 5N

Ha sido una primera toma de contacto interesante. Y a falta de llevarlo más al límite en circuito o en alguna carretera llena de curvas, está claro que el Hyundai Ioniq 5N va a dar mucho de qué hablar. Como también lo hará su precio, desde luego.

Respecto a las recargas (que serán frecuentes, visto el desempeño del deportivo), nos encontramos una arquitectura de 800 voltios que permitirá una recarga de batería del 10 al 80% en 18 minutos con conexión Plug & Charge, sin necesidad de aplicaciones ni tarjetas específicas.

Aún no conocemos todos datos el respecto y me gustaría recordar que en Goodwood Festival of Speed se habló incluso de la posibilidad de equipar llantas de fibra de carbono. Así que más allá de este rodaje inicial con los prototipos de pre-producción… Las ganas de conocer más sobre el coche han crecido. ¡Habrá que esperar!

Nuestro veredicto

8

IONIQ 5

Ioniq 5

Marca:

Ioniq

Modelo a la venta:

IONIQ 6