Pasar al contenido principal

Prueba Kia pro cee'd GT: ¿un verdadero GTI?

El coreano quiere tocar las narices al resto de GTI. ¿Lo consigue?

Imagen de perfil de Javier Leceta

Esta prueba del kia pro cee'd GT es una muestra de que la marca automovilística ha decidido dar un giro de tuerca a su compacto y adentrarse en un segmento lleno de rivales muy duros, el de los GTI. La duda es si el Kia pro cee'd GT superará la prueba y será lo suficientemente rebelde para estar a la altura.

A priori, el Kia pro cee'd GT de esta prueba no tiene mala pinta. Estéticamente, puede gustarte más o menos, pero está claro que tiene una imagen más deportiva que lo distingue claramente de sus hermanos de gama y que además no ha caído en el macarreo. Destacan entre otros elementos el paragolpes deportivo, la parrilla con el logo GT, las llantas de 18 pulgadas con las pinzas rojas de freno, el pequeño alerón trasero o los asientos Recaro. A su estética bastante acertada debes sumar dos aspectos muy importantes: el completo equipamiento (cuenta con prácticamente de todo) y su precio (24.460 euros), bastante más barato que el Volkswagen Golf GTI 2017, el referente de su segmento).

Kia pro cee'd GT: ¿cómo se comporta?

Llega la hora de la verdad, la de probar este Kia pro cee'd GT y ver qué sabor de boca me deja. Por si aún no lo sabes, el Kia pro cee'd GT esconde bajo su capó un motor 1,6 turbo GDI de 204 CV que, según cifras oficiales, acelera de 0 a 100 en 7,6 segundos y alcanza los 230 km/h de velocidad máxima. Su consumo es de 7,4 litros. Este bloque está asociado a un cambio manual de seis velocidades, con unos recorridos que me gustaría que fueran algo más cortos y precisos.

 

Prueba Kia Proceed GT dinámica

 

Uno de sus rasgos más característicos es que no tiene un enfoque ultradeportivo en comparación con algunos de sus rivales de segmento (por ejemplo, el Mégane RS). Me explico: pese a que está concebido para ofrecer sensaciones al volante -y lo hace-, no resulta excesivamente duro para el uso diario y no tienes que poner el cuerpo en tensión cada vez que pasas por un bache... Aquí las suspensiones cumplen su trabajo y absorben bien el impacto.

Esto significa que, poniéndote el cuchillo entre los dientes y yendo al límite, el coche puede parecerte algo blando. Pese a ello, el GT es capaz de ir muy rápido en cualquier zona y a velocidades muy respetables. Además, el resto del tiempo (¿hablamos del 99% del uso real del coche?), tu esqueleto te agradecerá este plus de delicadeza.

En el apartado mecánico, el Kia pro cee'd GT de esta prueba también parte con algo de desventaja, ya que numerosos rivales cuentan con potencias mayores (por ejemplo, 230 CV el Golf GTI o 250 el Focus ST). Pese a ello, su motor lineal motor 1.6 no empuja mal, aunque me parece un poco falto de nervio para superar los 200 CV. Además, me gustaría que tuviera un sonido más molón. De todos modos, tampoco te lleves a engaño y pienses que el pro c'eed GT es un caballo percherón.

La dirección, sin ser la más directa del mercado, cumple a la perfección su trabajo. Tiene un tarado específico y te permite llevar el coche allá por donde quieras. Además, el chasis mantiene el coche plano en cualquier carretera, incluso en las más viradas. Eso sí, el coche no cuenta con autoblocante, aunque el software de Kia hace un buen trabajo y resiste al subviraje.

Cómo es el interior del Kia pro c'eed GT

En el habitáculo, la marca coreana ha querido dejar claro que el pro cee'd GT no es un cualquiera: costuras rojas, asientos deportivos Recaro y un equipamiento completísimo (navegador, techo solar, etc.) que no te hará desear nada... salvo una mayor calidad de algunos plásticos y una atmósfera algo más racing. Aquí, y aunque le pese al asiático, aún no alcanza el nivel de algunos competidores premium. Eso sí, el toque más in lo pone la pantalla TFT, que ofrece dos modos de visualización: uno de ellos muestra los datos más radicales, como la información del turbo: no resulta especialmente útil, pero mola...

 

Prueba Kia Proceed GT (interior)

 

Conclusión, si estás pensando comprarte el Kia pro cee'd GT de esta prueba debes tener en cuenta varios factores. En primer lugar, no tiene tanto renombre como otros compactos deportivos, por lo que su valor de reventa es inferior. Además, tampoco es tan rabioso como algunos de sus competidores directos ni tiene unos acabados a la misma altura. Por contra, es más barato, cuenta con mayor equipamiento y una garantía de hasta siete años. Además es un coche que no resulta duro para el día a día pero que sin embargo ofrece una buena dosis de diversión al volante cuando quieres ir rápido por cualquier carretera. Sin duda alguna, esta inclusión de Kia en el territorio de los GTI no está nada mal...

 

Lecturas recomendadas