Pasar al contenido principal

Prueba Porsche Cayenne Coupé: si quieres, puedes...

No todos los SUV tienen las mismas aspiraciones 

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Prueba Porsche Cayenne Coupé
9 10

Nuestro veredicto

Digamos que la prueba de un Porsche Cayenne Coupé es capaz de ponerte en un apuro... Pero no te tomes esto como un problema sino como una situación desafiante: si estamos saturados de SUV y todos nos parecen iguales, no quieres pensar que este es 'uno más'. No viniendo de donde viene... porque Porsche es una de esas marcas de coches deportivos que pretende demostrarte que cualquier concepto se puede exprimir más sin que te invada una sensación general de pereza.

No te pierdas: El configurador de Porsche te da licencia para soñar...

¿Cómo? Con el Porsche Cayenne Coupé. Sí, el concepto coupé para este tipo de carrocerías se está poniendo (¿se ha puesto ya?) de moda y uno se molesta en entender si hay algo más que el posible extra de atractivo por lo que merezca la pena apostar por ellos. 

Podría darte muchos datos del nuevo Cayenne Coupé -como por ejemplo, que sus hombros son 18 milímetros más anchos, que el pilar A y el parabrisas tienen un menor tamaño y que la carrocería es ahora 20 mm más baja- pero te contaré mejor de qué manera entra por los ojos. 

Tras un primer vistazo, personalmente considero que al Porsche Cayenne estos cambios en la zaga le sientan especialmente bien. No solo por razones estéticas sino porque, ¿qué mejor modelo para arriesgar que este, con el que Porsche abrió un nuevo camino en la era de los ‘crossover’? 

 

Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

Mi unidad de pruebas del Cayenne Coupé viene equipada además con el paquete Sport, que añade techo y difusor de fibra de carbono en negro, rejillas de tomas de aire en color negro mate, así como las letras Porsche en la trasera también oscurecidas… Esto, junto a su color naranja ‘lava’, genera un contraste tan ‘explosivo’ como siniestro. Así que, no pienses que solo el negro es capaz de provocar ese volcán de sensaciones. 

A sus pies encontramos unas llantas GT Design de 22 pulgadas en color Platino satinadas brillantes. ¿Atractivo? Mucho más que eso, ya que todas estas medidas adicionales ayudan además a reducir el peso específico del vehículo entre 18 y 22 kg... aunque luego te contaré si de verdad se trata de un 'peso ligero' para su categoría.

 

Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

Porque antes tengo que hablarte del interior, que será el lugar donde más tiempo pases cuando tengas un Porsche Cayenne Coupé. Y debes saber que se trata de un lugar especial... 

 

Porsche Cayenne Coupé: a prueba de puristas

¿Los motivos? Primero, los menos prácticos pero los más pasionales: los asientos deportivos de cuero en color negro muestran una zona central con un tejido de cuadros clásico que recuerda al Porsche 901 chasis 57, que es la unidad más antigua del 911 en el Museo Porsche. 

Son cuadros blancos y negros con patrón 'pata de gallo' o 'Pepita', hablando con propiedad, que nos recuerdan que el pedigrí de Porsche sigue estando presente, aunque sea de refilón, en cualquier vehículo de la gama que ofrecen los de Stuttgart. 

 

Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

A bordo es posible olvidar que se trata de un todocamino, pero también es cierto que los que viajen atrás -máximo dos personas en este caso aunque también está disponible con tres asientos traseros- juegan con ventaja. Porque sí que se beneficiarán de las virtudes que ofrece una carrocería como esta...

Además, a pesar de la caída del techo, las banquetas están ahora 30 milímetros más cerca del suelo, lo cual ayuda a solventar la reducción de espacio para las cabezas de los pasajeros detrás, incluso de aquellos que rozan los 1,80 metros de altura. 

Ahora bien, sentarse en los asientos deportivos adaptativos eléctricos delanteros -con 18 ajustes de posición y función de memoria-, contemplar el techo forrado en Alcantara y agarrar el volante multifunción cubierto con el mismo material te predispone para lo que de verdad quiere enseñarte el Cayenne Coupé. 

 

Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

Vaya por delante que viene equipado en este caso (es opcional) con el paquete Sport Chrono, lo cual añade emoción a esta película de acción que protagonizarás cada vez que pises el acelerador. 

Vale, puede que no todos los días vayas haciendo tiempos por vuelta, pero el simple hecho de observar el cronómetro presidiendo el salpiacadero y saber que el día que decidas acudir a un 'Track Day' tendrás a tu disposición la aplicación Porsche Track Precision para hacerlo deja en relevancia su naturaleza 'racing'.

 

Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

'Racing' y SUV, ¿dos conceptos compatibles?

El Porsche Cayenne Coupé de esta prueba viene equipado con el motor V6 turbo de 3 litros, que ofrece una potencia de 340 CV entre 5.300 y 6.400 rpm y un par motor máximo de 450 Nm, entre 1.340 y 5.300 rpm. 

Esto quiere decir que es el motor de acceso y que por encima encontraríamos opciones mucho más potentes, como el S o el Turbo S. Si quieres rizar el rizo, adelante... pero si buscas una opción más lógica, no subestimes sus cifras (tampoco las de consumo, que se balancean en unos interesantes 10 litros/100 km). 

 

 
Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 243 km/h. Sí, son datos muy serios. Visualizo el selector de modos de conducción situado en la parte inferior izquierda del volante y pienso en las múltiples opciones que, en principio, parece tener preparadas para mí el Cayenne Coupé con sus modos de conducción: Normal, Sport, Sport Plus e Individual. 

En modo 'Normal', sorprende la suavidad y la tranquilidad con la que se conduce. Un perfecto coche para todos los días, con una dirección firme pero comprensiva para maniobrar en la jungla de asfalto (y asistencias al aparcamiento como el Park Assist y su cámara de visión 360 grados). 

 

Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

Súmale a esto toda la conectividad que puedes necesitar hoy en día y que pone a tu disposición el 'Porsche Communication Management' (PCM) y sistemas como el Connect Plus y tendrás la mezcla perfecta para los momentos de conducción relajada. El sistema de audio Bose puede añadir algo de música de calidad si lo prefieres.

Eso sí, llevándolo así... el Cayenne Coupé se siente como una especie de caballo de carreras esperando la salida. Su comportamiento es delicado pero contenido y sientes que en un solo pisotón sobre le pedal derecho le podrían las ganas, podría desbocarse tanto como tu quieras. 

Si esto es lo que deseas, opta por el modo Sport o Sport Plus. Ya en el primero, la respuesta de la suspensión y del motor cambian para añadir un poco más de brío a la conducción. Todos los elementos dinámicos se endurecen gracias al 'Porsche Active Suspension Management' (PASM), con reglaje continuo de la dureza de los amortiguadores y el cambio PDK de 8 velocidades, que siempre parece saber lo que pasa en tu cabeza mejor que tú, gestiona los 340 CV de una manera mágica. A partir de las 4.000 vueltas, parece como si alcanzara un punto de no retorno antes de un despegue, provocando una sensación de libertad fantástica.

 

 
Prueba Porsche Cayenne Coupé

 

La entrega de potencia es siempre inmediata y la progresividad en su adaptación a las condiciones de la carretera convierte a esta mole de más de dos toneladas en un auténtico deportivo en los giros más exigentes. 

Da un paso más con el modo Sport Plus y activa el modo manual si prefieres experimentar con las levas y de forma más consciente todo el jugo que reside en sus entrañas. Entonces, su sonido se intensifica también, aunque de la manera elegante que cabría esperar de un Porsche.

Y todo esto teniendo en cuenta que podrías jurar tu alma a que este todocamino sería capaz de sacarte de un aprieto en algún que otro camino escarpado o carretera embarrada, aunque durante mi prueba preferí sucumbir a sus encantos en conducción sobre el asfalto.

 

Si quieres, puedes... 

Puede que te cueste entender la filosofía SUV, quizá tampoco termines de ver la estética coupé que se le está atribuyendo (y más cuando se vende a un precio mayor que el Cayenne estándar y se ofrece, por ejemplo, menos espacio para el maletero -625 litros frente a 770-)... pero si quisieras pararte a entender y pasaras algún día que otro al volante te darías cuenta de que de un todocamino firmado por Porsche uno también se baja pensando: ¿un Porsche se conduce o se pilota?

Y además