Pasar al contenido principal

Prueba del Volkswagen Golf GTD 2017: ¿se puede tener todo?

El Golf 2017 es radicalmente nuevo. Bueno, no.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Prueba del Volkswagen Golf GTD 2017?¿Es nuevo?

Mmmmm, sí y no. Es cierto que en el Volkswagen Golf 2017 no hay demasiados cambios con respecto al modelo que le precede, pero... ¿qué cambiarías tú en un producto que se vende sólo? Ahora el compacto estrella de la firma de Wolfsburgo tiene una cara más puesta al día junto a un habitáculo más moderno y cuidado. En resumen: que no cambia casi nada porque ya era un producto casi perfecto. 

Háblame del GTD. 

Vamos allá: este coche está pensado para todos aquellos usuarios que aspiran a sentir toda la deportividad de un hot hatchback -como el Volkswagen Golf GTI 2017- pero al mismo tiempo necesitan una economía de consumo más contenida para poder realizar sus desplazamientos diarios sin que una petrolera les haga presidentes honoríficos. Ya sabemos lo que nos vas a decir: no se puede tener todo. Pero con el Golf GTD la marca pretende que así sea... De todas formas, por si te gustan otro tipo de emociones, aquí tienes la prueba del Volkswagen Golf GTI 2017.

¿Qué tal es su motor?

La unidad de nuestra prueba del Volkswagen Golf GTD 2017 está propulsada por el mismo bloque diésel de dos litros TDI que ya animaba al modelo predecesor, con unas cifras de potencia y par respetables -184 CV y 380 Nm, respectivamente- gracias a las cuales puede presumir de completar el 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, recuperar de 80 a 120 en seis y alcanzar una velocidad punta de 231. Y todo ello con un consumo medio de 4,4 litros y emitiendo sólo 116 gramos de CO2 cada 100 kilómetros. 

No suena mal, ¿qué tal va?

Increíblemente bien. Deja de mirarnos así: aunque se trate de una versión diésel y por definición un vehículo de estas características no tiene que tener la diversión al volante como una de sus principales bazas, lo cierto es que el Volkswagen Golf GTD 2017 es realmente rápido y puede regalarte muchas sonrisas si sabes exprimir su jugo como se debe. Pero no es oro todo lo que reluce: a pesar de tener una buena respuesta en todas las zonas del cuentavueltas y ofrecer una postura de conducción y un tacto de dirección casi perfectos, lo cierto es que al circular entre curvas a velocidades absurdas los 30 kilos extra del bloque de gasóleo se dejan notar frente a su hermano de gama, el GTI -aquí sus cuarenta años de historia en fotos-. 

Pues parece la mejor opción...

El Volkswagen Golf GTI Clubsport S bate su propio récord en Nürburgring

Mucho ojo: del mismo modo que los gobiernos de media Europa se volcaron durante años promoviendo la compra de vehículos diésel -el hecho de que los fabricantes de la UE fueran muy fuertes en esta tecnología no tuvo nada que ver, que nos lo han dicho ellos-, ahora parece que ha llegado el momento de ponerle el cascabel al gato. Y el gato son los motores de gasóleo. Por si alguien no ha despertado del todo y le cuesta cazar las metáforas. 

O sea, que es mejor huir de los diésel. 

No hemos dicho eso. Tras la prueba del Volkswagen Golf GTD 2017 nos ha quedado claro que la tecnología de este tipo de motorizaciones ha avanzado mucho, y que hay modelos en el mercado que casi -y decimos casi, ojo- podrían hacernos pensar en qué sentido tiene comprar una versión homóloga de gasolina... sabiendo que sus prestaciones no serán superiores. Pero sí su consumo. Como sucede con el Bentley Bentayga diésel o el Audi SQ7. Pero ahora, con las regulaciones que parece que se van a empezar a aplicar pronto, la compra de un vehículo de gasóleo se volverá más difícil de amortizar, por lo que habrá que pensárselo mucho más. 

Ajá. Dime el precio, anda...

El Volkswagen Golf GTD 2017 está disponible por 33.330 euros en su versión de tres puertas -súmale 650 para tener otras dos extra ya montadas y todo-, que son casi 1.000 menos que el GTI. Por ese precio ya cuenta con un equipamiento bastante decente -paquete GTI/GTD, que incluye pilotos traseros y faros delanteros LED, retrovisores eléctricos, luz dinámica en curva y alarma antirrobo- y una imagen realmente atractiva, que puedes mejorar añadiendo elementos como los asientos delanteros deportivos con tapicería de cuero -2.120 euros- o el paquete de conducción semiautónoma con identificación de las señales de tráfico -685-. 

Me gusta.

Correcto.

Texto: Ollie Kew

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear