Cinco coches que no deberías conducir un martes y 13

Hoy es martes y 13 y dan lluvia en buena parte de España. Si vas a conducir con cualquiera de estos cinco coches te estás jugando el pellejo.

Ver galería

Renault 5 Turbo

Cualquier coche concebido y pensado para competir en el Grupo B podría estar en esta lista, pero hoy me quedo con el ‘widow maker’ más popular: el R5 Turbo. Su estética, con el eje trasero extra-gordo, causó furor y su mala leche, admiración entre los pilotos más experimentados. Y es que es un coche realmente difícil de conducir. Cuenta un motor de 1.4 litros con un enorme turbo que le hacía rendir 160 CV. Una potencia aparentemente dócil, pero que gracias a su peso era suficiente para tener prestaciones brutales para la época: acelera de cero a cien en 7,7 segundos.

Ver galería

Sin duda, lo más famoso del coche era la entrada del turbo, de manera radical por encima de según que régimen de motor. Se decía que al llegar a una curva y reducir, al subir de vueltas el turbo podía entrar y acelerar en lugar de frenar, en plena curva: el accidente era inevitable. No he tenido el placer de conducirlo jamás y no sé si realmente era algo tan peligroso como lo pintan, pero simplemente por el hecho de contar con un motor sobrealimentado de la vieja escuela, con un peso pluma, tracción trasera y ausencia de ayudas a la conducción ya le convierten en un coche suficientemente peligroso para un martes y 13 lluvioso.

 

Suzuki Maruti

Posiblemente el coche menos seguro del mundo. Cero estrellas EuroNCAP, ni creo que pretenda tener ninguna. Vendido en países subdesarrollados como la India con cero medidas de seguridad: ni airbags, ni ayudas a la conducción, un accidente con el Suzuki Maruti y probablemente te irás directo al cementerio. 

No te lo pierdas: ¿conoces las hojas de seguridad? ¿No? Pues deberías

No obstante, este coche, del que probablemente jamás hayas oído hablar, es un auténtico superventas en estos países del lejano oriente. Durante los casi 30 años de producción, el Maruti se ha convertido en un emblema en la India, con más de 2,6 millones de ejemplares vendidos. Un coche sencillo, parco hasta los extremos y cuyas medidas de seguridad son más o menos las mismas que las de un playmobil. Mejor no jugársela.

 

Kia Rio

El Insurance Institute for Highway Safety, conocido como IIHS, es una institución americana que se encarga de mantener la seguridad y fiabilidad de los elementos de seguridad activa y pasiva de los coches que se venden en EEUU. Esta institución se caracteriza por su rigor y por su compromiso con la seguridad y con el avance y las pruebas de choque que realizan son notablemente más duras y exigentes que las que se realizan en Europa.

Pues bien, según el IIHS, el coche que provocó más fallecimientos en EEUU en el periodo 2009-2012 fue el Kia Rio. En estos años provocó 149 defunciones en accidentes de tráfico, y es que este Kia no es tan refinado como los modelos actuales de la marca coreana y su pequeño tamaño y sus materiales, no de la mejor calidad, hacían que ante un choque, las posibilidades de morir son mayores que en otros coches más grandes o más seguros. 

 

Ariel Atom V8

Con un peso potencia de más de 900 CV por tonelada, el Ariel Atom V8 es un coche para valientes, en cualquier circunstancia. Es lo más parecido a un kart, pero con la diferencia de contar con un misil bajo el pedal derecho. Es ligero, es pequeño, llevarlo al límite puede ser tremendamente peligroso pese a contar con una puesta a punto y una aerodinámica muy trabajada para mejorar la seguridad.

Ver galería

Pero la seguridad es la que es. No es un Fórmula 1, no te engañes. Al final debes tu vida a una estructura formada por tubos que dan forma a un chasis que renuncia a la carrocería para evitar un exceso de peso. El choque contra un vehículo de mayor tamaño o contra un muro puede ser fatal y con 500 CV en el eje trasero, prácticamente indomables, es mejor no jugársela un martes y 13. Si no tienes buenas manos y experiencia, mejor no te lo juegues nunca.

 

Ferrari 250 TR

Te interesa: los coches más caros subastados en Pebble Beach

Cualquier Ferrari clásico con muchos caballos bajo el capó es algo delicado para conducir. Tienes que ir con los cuatro sentidos: un golpe de gas fuera de lugar o antes de lo debido y estarás perdido. Un martes y 13 quizás no sea el mejor día para sacar a pasear un coche tan alucinante como el Ferrari 250 TR. Esta berlinetta podría considerarse como una de las más bellas jamás creadas en Maranello, pero además de bonita, tiene un notable palmarés en el mundo de la competición.

Le Mans, Sebring, Daytona, el Ferrari 250 TR participó en un gran número de pruebas donde demostró ser una auténtica esta. No obstante, el cóctel de motor potente, peso pluma y ausencia de ayudas hace que sea un coche delicado (podría estar también en la lista de los coches que un novato no debe tocar). Por si todo esto fuera poco, el último ejemplar que cambió de manos se vendió por 28 millones de euros, además de jugarte la vida, te estás jugando una auténtica fortuna.

 

 

Tags

  • Ránking de Coches
  • Coches peligrosos