El coche feo de la semana: Toyota Prius 2017

Pero, ¿por qué?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Es lunes, acabo de incorporarme al trabajo tras unas merecidísimas vacaciones y quiero transmitirte el mismo mal cuerpo que tengo ahora mismo: aquí tienes nuestro coche feo de la semana. Que no es otro que el Toyota Prius 2017. ¿Andas buscando un coche híbrido para 2017 que no te haga llorar de pena? Huye mientras puedas... 

Otro coche ‘simpático’: el Ford Ecosport

Vale, quizá las primeras palabras que le he dedicado a uno de los iconos de la Historia moderna del automóvil hayan sido demasiado duras: el Toyota Prius -aquí tienes los precios del modelo 2017- revolucionó el mercado en 1997 cuando apareció por primera vez al ofrecer al público una solución de movilidad moderna y brutalmente eficiente. Su arrollador éxito no fue fruto de la casualidad y, durante 20 años, ha sido todo un referente para cualquier fabricante que deseara lanzar un modelo híbrido que supiera ganarse el corazón de sus clientes potenciales. ¿Qué ha ocurrido con su generación actual? Muy sencillo: Toyota se ha pasado de frenada. 

No han sido precisamente pocas las críticas que ha recibido la marca nipona a lo largo de los últimos años en lo que respecta al diseño de los distintos modelos que integran su gama: sí, son eficientes; sí, son fiables; sí, son tremendamente aburridos. Aunque la máxima seguida por cualquier constructor japonés que se precie en todos y cada uno de sus vehículos siempre es la de "menos es más", últimamente sus automóviles comenzaban a echar para atrás al más insulso comprador. Afortunadamente las cosas están empezando a cambiar: ¿te suenan de algo el GT86 2017 y el C-HR? Dos magníficas jugadas, amigos. 

VÍDEO: no todos los Toyota son aburridos. Y para ejemplo: el C-HR

Pero no siempre que se arriesga se acierta, y el Toyota Prius 2017 -nuestro coche feo de la semana- es el mejor ejemplo de ello. Empecemos por su exterior: acepto que las líneas agresivas son las que triunfan hoy en día en el mercado y que la deportividad que ofrecen si se emplean con cabeza es incontestable. Pero un uso irresponsable de las mismas puede dar resultados indeseables... como que el vehículo parezca diseñado por un crío de seis años. Ups. ¿Quieres que te cuente qué opino del interior? Mejor dejaré que te des un paseo por la galería superior. En ocasiones una imagen vale más que 2.000 palabras. Sobre todo si éstas son malsonantes. 

Por todo ello no es difícil de entender que, aunque parezca increíble, el Prius sea el segundo modelo menos vendido de la marca -sólo por detrás del GT86, por razones obvias- según las estadísticas de ANIACAM -aquí tienes los deportivos más vendidos en junio según ellos-, con 33 unidades comercializadas en el pasado mes y que resultan irrisorias si se comparan con las 1.579 del Auris, las 1.537 del Yaris 2017... o las 882 del RAV4 -prueba-. ¿Significa esto que sea un mal coche? No: significa que es un buen producto con un mal envoltorio. Como los regalos que suelo hacer en Navidad. Pero costando unos 29.985 euros más. ¿Por qué me miras así? ¿Crees que soy rico? ¡Conduzco un 924 -uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros-, por el amor de Ferdinand!

Lecturas recomendadas