Prueba del Ford Mustang CS800 2018

A nadie le amarga un dulce. Ni 825

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
9 10

Nuestro veredicto

El Ford Mustang CS800 no es en realidad ninguna preparación loca de Shelby, Roush o cualquier especialista en Ford, en Mustang o en reprogramaciones en general. Tampoco se puede decir que sea un Ford Mustang GT 2018 como el que ya hemos probado. No. 

Una cosa tan loca como esta es el Ford Focus RS Mountune de 400 CV

En realidad, esta preparación de Ford Mustang ha salido del taller inglés de un distribuidor llamado Clive Sutton y tiene una potencia interesante. No, el CS no tiene 800 CV, lo siento. Tiene 825. Oh, sí, casi el doble de potencia de lo que consigue el Ford Mustang V8 de serie.

En el caso del Mustang de Sutton, el aumento de potencia proviene de un buen compresor Whipple americano, de una admisión más grande y unos inyectores que meten más combustible en las cámaras con las que, aparte de ganar casi 400 CV, también mejora el par, 867 Nm, la velocidad máxima, 315 km/h, y la aceleración: 3,8 en el 0 a 100. ¿Consumo? 23,5 l/100. De media.

El precio de esta preparación de Ford Mustang

No es barato, al menos si vas a tope con todo. Un CS800 normal lleva el kit de potenciación, suspensión coilover ajustable, semibacquets Recaro y un equipo de sonido espectacular. En total, unos 73.000 euros allí en Inglaterra, con coche incluido. 

En cuanto al coche que ves aquí, supera los 110.000 euros porque además lleva mucho carbono, un escape deportivo, llantas aligeradas, un poco de iluminación de los bajos (ouch!) y algunos detalles más.

Aun así, es complicado encontrar un coche con una relación euros/CV más favorable en toda Europa, lo que es mucho decir. La pega viene cuando pisas a fondo el acelerador: parece que se pierde mucha potencia en su viaje del motor a las ruedas, como si en vez de caballos purasangre fueran percherones. De hecho, a lo mejor has pensado que el 0 a 100 no es que sea una locura... En otros términos: en potencia se come a un Ferrari 812 Superfast, pero en la práctica es más lento que un Ferrari 488 GTB.

¿Quiere eso decir que no corre? "Mas lento que un 488 GTB" puede querer decir más rápido que el 90% de los coches que existen en el mundo. A fondo en tercera el empuje es salvaje; el sonido del escape deportivo es atronador; una experiencia brutal si solo miras hacia adelante. Pero baja la vista al velocímetro y quizá los números no acaben de acompañar.

La parte buena de esto es que lapotencia es de lo más manejable. Durante la prueba, el Ford Mustang CS800 tiene una capacidad de tracción espectacular que solo decae cuando las gomas o el asfalto pierden grados. 

Conducir en curvas con el Mustang CS800

Sí, es un coche americano u bla, bla, bla. Pero las suspensiones KW hacen un gran trabajo y te permiten escoger entre 16 set up distintos. Con un poco de maña, la sensación de flotabilidad del Ford normal desaparece por completo.

Si lo dejas en el modo más duro, un viaje por carreteras secundarias en estado regular puede ser desagradable. Pero sal a una zona con buen asfalto y es sencillamente espectacular, aunque es verdad que no acaba de dejarse sentir del todo ligero.

Sin embargo, me gusta esa manera de hacerte conducir, de hacer que te involucres al volante. Y es que estás ante un muscle car con un gran turbo acoplado ahí delante: si curveara como un Porsche 718 Cayman y rodara por autopista o ciudad como el nuevo Rolls Royce Phantom, aparte de estar ante un milagro, estaríamos ante algo sin sentido. En el Mustang siempre tienes esa sensación de estar preparado para una drag race con un Dodge Challenger SRT Demon, pero con la ventaja de que no te da miedo cuando quieres sacarle el jugo.

En conclusión

Tras probar el Ford Mustang CS800, yo lo tengo claro. Y tú, seguro que tienes la respuesta. Si te gusta la estética y siempre sueñas con la idea de un muscle car de potencia monstruosa, es suficientemente bueno para cumplir todas tus expectativas. Pero si al ver lo que cuesta has pensado automáticamente en el Porsche 911 a pesar de tener la mitad de la potencia, el CS800 no tiene nada que hacer contigo.

Sin duda, es un coche del que en Sutton pueden estar orgullosos. Han creado un coche perfecto, muy muy potente y que juega la baza del sonido y las sensaciones antes que la de las prestaciones puras y la efectividad. Ahora solo falta que, si tienes un Mustang, te atrevas a ponerte en contacto con este monstruo y alegres un poco las carreteras españolas...

Fotos: Adam Shorrock

El Hennessey Mustang HPE800 del vídeo también te podría encajar...

Lecturas recomendadas