Porsche Cayenne S o Mercedes-AMG GLE 53, ¿qué SUV deportivo debo comprar?

Prueba Porsche Cayenne S
Si buscas un SUV deportivo pero no quieres superar la barrera de los 120.000 euros, esto te interesa.

Cuando hablas de SUV deportivos, hay ciertos modelos que te vienen a la cabeza: Porsche Cayenne, BMW X6 o Audi Q8 entre otros. Últimamente, todas las firmas europeas premium han lanzado algunas modelo con estas características y ojo, muchas de ellas con versiones tan poderosas y deportivas que podrían poner en apuros a superdeportivos. Hoy te presento dos buenos ejemplos: el Porsche Cayenne S y el Mercedes-AMG GLE 53.

Son dos SUV deportivos pero sin llegar a los extremos. Con suficiente potencia, buen comportamiento dinámico y estética atractiva, pero sin llegar a la locura de pagar más de 150.000 euros por un SUV. Hoy analizamos dos de los mejores SUV del mercado, aunque para plantear su compra deberás tener una cuenta corriente muy saneada.

Porsche Cayenne S, ¿cuándo es mejor?

Porsche Cayenne S Coupé interior

El Porsche Cayenne S es una de las opciones más básicas y sencillas dentro de la gama del Porsche Cayenne, aunque suene a broma teniendo en cuenta su precio y sus prestaciones. ¿Lo mejor? Es una opción fantástica para quien busque un SUV deportivo discreto, ya que es menos llamativo que las versiones firmadas por Audi Sport, BMW M o Mercedes-AMG.

Calidad, prestaciones, imagen de marca y una versatilidad espectacular, ya que esta versión Cayenne S es buena también cuando dejamos atrás el asfalto, gracias a su suspensión neumática y a un sistema de tracción integral muy eficaz. Cuenta con un V6 bi-turbo de 2,9 litros (el mismo que el Audi RS5) capaz de generar 441 CV y 550 Nm de par. Acelera de cero a cien en 5,2 segundos, alcanza los 265 km/h de velocidad máxima y homologa un consumo de 11,8 litros a los cien.

Mercedes-AMG GLE 53, ¡más llamativo!

Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+

Lo primero que hay que destacar del GLE 53 es su estética. AMG le ha dotado de los elementos clásicos de este departamento deportivo, con la parrilla Panamericana, cuatro salidas de escape, llantas de gran tamaño y otros detalles que hacen que se vea especial. A diferencia del Porsche, esta versión es de las más caras y exclusivas del Mercedes GLE y eso puede gustar a los que busquen ese nivel de diferenciación.

AMG ha trabajado mucho para dotarle de un comportamiento dinámico espectacular, aunque dudo mucho que llegue a la precisión y eficacia sobre asfalto del Porsche Cayenne. Bajo el capó equipa un motor similar: un V6 bi-turbo de 3 litros con 435 CV que se apoya en un sistema micro-híbrido de 48 voltios. Acelera de cero a cien en 5,3 segundos, alcanza los 250 km/h (limitada) y homologa un consumo medio de 10,6 litros a los 100.

¿Qué debo tener en cuenta?

Probablemente la clave en la decisión sea lo que quieres transmitir. Si quieres llamar la atención o tienes miedo de lo que digan los vecinos o tu cuñado, creo que el Mercedes-AMG GLE 53 es más llamativo y da la sensación de ser un 'tope de gama'. Además su sistema multimedia MBUX es perfecto para dejar boquiabiertos a cuñados y suegras. Pero el Porsche Cayenne S es tan equilibrado que de manera sensata y objetiva probablemente sea mejor compra. La clave aquí está en el precio.

Conclusión

Mercedes GLE 53 AMG Coupé 2019

Y el precio es lo que terminará dictando sentencia. El precio del Mercedes-AMG GLE 53 es de 95.450 euros, mientras que el precio del Porsche Cayenne S es de 110.656 euros. Hay 15.000 euros de diferencia y es cierto que el Porsche es mejor en calidad interior, versatilidad y valor futuro, pero el nuevo Mercedes GLE es un producto redondo, con un interior lujoso y tecnológico, un exterior muy atractivo y llamativo y el toque mágico de AMG para conseguir una deportividad muy evidente. Yo me compraría el Mercedes, aunque si el presupuesto se pudiese estirar, me iría a por un Cayenne GTS.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: SUVSUV deportivo, SUV de lujo