Baojun Yep: el trampantojo eléctrico entre el Suzuki Jimny y el Ford Bronco en miniatura

Baojun Yep coche chino

Gustavo López Sirvent

Sólo se venderá en China y lo hará por tan sólo 11.000 euros al cambio

Tú ves la foto que ilustra la apertura de este artículo y ¿qué coches te vienen a la cabeza? Pues sí, no es ninguno de los que piensas. No es un Suzuki Jimny ni un Ford Bronco en miniatura. Debajo de este pequeño 4x4 se esconde el Baojun Yep que verdaderamente no es un todoterreno sino un coche eléctrico, que al cambio, se puede obtener por 11.000 euros al cambio. Eso sí, sólo en China.

Este trampantojo de coche mide 3,38 metros de largo, con lo que es 600 mm más corto que un Suzuki Jimny e incluso más pequeño que un Dacia Spring. Sus medidas se completan con 1,68 metros de ancho y 1,72 metros de alto. Además tiene 2,11 metros de distancia entre ejes y cuenta únicamente con un motor eléctrico que va conectado al eje trasero. 

Al tener un tamaño tan reducido y que cuente tan sólo con tres puertas sólo le permite instalar cuatro asientos.

El propulsor que lleva este modelo despliega 68 CV de potencia y 140 Nm de par motor máximo, así que tiene un rendimiento superior al Dacia Spring, que está disponible en versiones de 45 CV y 65 CV. Todo ello es gracias a una batería LFP de 28,1 kWh de capacidad. Su autonomía homologada por el ciclo CLTC es de 303 kilómetros

Presenta, además, un sistema de carga rápida en corriente continua que le permite recuperar del 30% al 80% en 35 minutos. En corriente alterna, para pasar del 20% al 100% de batería necesita mucho más tiempo, en concreto 8 horas y media.

A nivel de prestaciones se puede decir que va justito, ya que cuenta con una autonomía reducida y está limitado a 100 km/h de velocidad máxima. En cuanto a equipamiento ofrece faros LED, cuadro de instrumentos digital y pantalla multimedia, asiento calefactable para el conductor, Autohold, cuatro puertos USB, cámara de visión trasera y un sistema de gestión de temperatura de la batería.

Por si alguien quiere más en cuanto a dotaciones, también se venderá una variante superior que incluye alerta de cambio de carril, advertencia de colisión frontal, freno autónomo de emergencia o control de crucero adaptativo. 

El gran hándicap de este Baojun Yep es que sólo se comercializará en su país de origen, ya que en China tiene un mercado que reclama este tipo de vehículos. En un principio, la marca asiática  SAIC-GM-Wuling no tiene previsto comercializarlo en Europa, a pesar de que podría triunfar en cuanto a ventas por su precio tan barato. 

Lo que pasa es que importar coches eléctricos al Viejo Continente acarrea una serie de costes añadidos, con lo que el precio de salida en China sería mucho más alto y es probable que no interesara tanto.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches chinos