Las tres grandes armas de NIO para ganar la batalla de los coches eléctricos a Tesla

Fábrica de Nio

El crecimiento que está sufriendo NIO en los últimos años es espectacular y supera los comienzos de Tesla. ¿Cuáles son las ventajas del fabricante chino?

NIO es una de las compañías modernas con mayor crecimiento en los últimos años. La marca china de coches eléctricos puja por el dominio del mercado asiático y ahora pretende desembarcar con toda su fuerza en Europa y un modelo de negocio innovador.

La estrategia que plantea tiene un objetivo: triunfar. Sin embargo, ese triunfo pasa por una inevitable lucha contra el gigante estadounidense Tesla, que se ha convertido en un referente mundial del segmento con un marketing soberbio y la personalidad de Elon Musk detrás.

Twitter y la caída de Tesla en bolsa ponen en jaque a Elon Musk

Una batalla de titanes con enfoques un tanto diferentes, pero estrechamente relacionados y con un punto en común. China se estña convirtiendo en el punto neurálgico de la industria de la automoción moderna y su electrificación. Sobre todo gracias a su tecnología y la fabricación de baterías.

NIO contra Tesla por el dominio mundial del mercado eléctrico

El NIO ET7 será el primer coche en montar la batería de los 1.000 km de autonomía.
El NIO ET7 será el primer coche en montar la batería de los 1.000 km de autonomía.

NIO informó de un crecimiento en 2022 del 34% en ventas con algo más de 250.000 unidades. Aún están lejos de los 1,3 millones de coches que ha vendido Tesla, pero hay que poner las cifras en contexto: el fabricante norteamericano tiene fábricas en los tres grandes mercados mundiales.

Además, tienen un gama asentada de modelos que aunque es escasa, funciona bien. Dos berlinas de diferente segmento como el Tesla Model 3 y el Model S, además de los SUV representados por los Tesla Model Y y el Model X (que se fabrica precisamente en China).

Casi la totalidad de ventas de NIO se centran en su mercado, que no es pequeño. Con modelos de alta calidad y un interior de lujo como el NIO ES8 o el ET7 entre otros. Sin embargo, se centran en algunos puntos en los que pueden dar un golpe en la mesa: la autonomía del coche eléctrico, vehículos asequibles a partir de 2024 y presencia en Europa.

La autonomía es uno de los grandes problemas de los vehículos eléctricos y por eso en NIO apuestan por baterías revolucionarias que quieren llegar a los 1.000 kms de rango. Cifra que de momento se queda en algo menos de 700 kilómetros, lo que los pone al nivel de sus rivales.

Sin embargo, la ventaja de tener en casa la mayor industria de baterías del mundo es enorme. A ello hay que sumar su estrategia de recarga al estilo de los supercargadores de Tesla, con potencias que quieren fijar en 500 kW y que necesitarán una arquitectura de 800 V en sus coches. Una cifra que permitirá recargarlos por completo en poco más de 10 minutos.

NIO ES7

Cargadores por un lado y Battery Swap Stations por otro. Estas estaciones de baterías intercambiables son una posibilidad realmente interesante y la marca espera tener 4.000 estaciones en Asia y 1.000 fuera de China a partir de 2025. De hecho, en Europa hay activas unos 20 enclaves.

Finalmente, el desembarco por el norte de Europa. NIO ya vende coches eléctricos en la península escandinava y los próximos pasos naturales son Alemania o Países Bajos. Zonas en las que el renting de coches puede triunfar debido a sus altas rentas per capita

La gran baza de la compañía es precisamente su nacionalidad en el tema de la logística. Si algo han demostrado los chinos es conocer muy bien esta parte clave de los negocios y no tienen reparos en aliarse con otras compañías para ello. Desde MG hasta el conglomerado Zhejiang Geely Holding Group, propietarios de Volvo, Polestar o Lotus.

NIO es la pesadilla china de Tesla que llegará a España en unos meses

Las bromas del CEO de Nio, William Li, sobre Elon Musk y su confianza plena en los planes de la compañía parecen desenmascarar a una persona afable, con las ideas claras e innovadoras. Todo ello sin perder la perspectiva socioeconómica actual y a su principal rival.

"Si Tesla no mejora sus productos lo suficientemente rápido o no ofrecen servicios a la altura, van a sufrir las consecuencias del mercado", remarco Li en una entrevista con El Mundo como una especie de premonición sobre los difíciles momentos por los que ha pasado la compañía de Musk en 2022.

"Habrá una submarca NIO desarrollando coches compactos eléctricos para un mercado global masivo, gracias a precios más asequibles", aseguró conocedor de las tendencias de los compradores. Nada extraño en una persona con un pasado lleno de humildad y que llegó a trabajar como periodista de automoción en los albores de Internet.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: ChinaCoches chinos, Tecnología,