Pasar al contenido principal

Cadillac CT-5 V Blackwing de 668 CV o BMW M5 CS. ¿América o Europa?

cadillac ct5-v blackwing
Dos super berlinas de armas tomar. ¿Cuál es mejor?

La presentación del Cadillac CT-5 V Blackwing de 668 CV hace unas semanas nos dejó claro, una vez más, que en EEUU todo lo que sea potencia bruta procedente de un gigantesco motor V8 es bueno. Y nosotros no podemos decir que no a eso. Pero, ¿puede un sedán deportivo al estilo americano plantar cara a las referencias europeas? ¿Puede un Cadillac CT-5 V Blackwing competir con un BMW M5 CS?

Por potencia está claro que sí. El Cadillac tiene un bloque V8 de 6,2 litros y 668 CV. Un motor sobrealimentado por un compresor volumétrico Eaton y casi 900 Nm de par. ¡Una locura! El BMW M5 CS también apuesta por ocho cilindros, concretamente por un bloque V8 de 4,4 litros y doble turbo con el que se alcanzan los 635 CV de potencia y un par de 750 Nm entregados de manera muy lineal entre las 1.800 y las 5.950 vueltas.

¿Cadillac CT-5 V Blackwing o BMW M5 CS?

 

 

Bien, ambos son dos coches deportivos diferentes, berlinas de representación, grandes e imponentes, elegantes y refinadas. Pero que bajo su aspecto esconden a un auténtico superdeportivo. Creo que a nivel estético el BMW es más agresivo: esas tomas de aire, esa mirada teñida de amarillo, esas llantas doradas. Todo imprime un carácter más radical.

El Cadillac CT-5 V Blackwing me parece incluso discreto: el frontal y la zaga tienen ciertos detalles específicos pero en general me parece un producto más conservador. Estoy convencido que si traes ese coche a España, nadie se creería que bajo el capó duermen más de 650 CV y con unas prestaciones salvajes.

En el interior pasa un poco lo mismo. Es cierto que el Cadillac tiene detalles chulos como los buckets de fibra de carbono o los cinturones de color rojo. Pero seamos claros: aquí el BMW arrasa en todos los frentes. Es más deportivo, mejor acabado, más lujoso, más tecnológico y personalmente me parece más bonito.

¿Y a nivel de prestaciones?

Cualquier coche americano potente y deportivo está pensado para ser rápido en línea recta o en curvas rápidas. Cualquier coche europeo potente y deportivo está pensado para ser rápido también en curvas lentas. Piensa en los deportes de motor favoritos en América: carreras de aceleración, carreras en óvalos, etc.

cadillac ct5-v blackwing

En Europa somos más de Fórmula 1 o de circuitos exigentes como Nürburgring. Y esa relación está muy presente en estos dos coches. El Cadillac CT-5 V Blackwing acelera de cero a cien en 3,7 segundos y alcanza los 320 km/h de velocidad máxima. El BMW M5 CS acelera de cero a cien en 3 segundos y alcanza los 305 km/h limitados electrónicamente.

El Cadillac puede equipar transmisión manual o automática, con tracción trasera o integral. El BMW solo equipa una caja automática asociada a un sistema de tracción integral inteligente capaz de enviar el 100% del par al eje trasero. El Cadillac es una bestia en línea recta y algo más torpe en curva, el BMW es bueno siempre. Superior.

sedan deportivo lujo altas prestaciones berlina M motorsport verde

Pues sí, aunque el Cadillac es un buen intento, con un motor V8 de la vieja escuela más potente, el BMW es un concepto mucho más evolucionado. Más rápido, más eficaz, más divertido y más radical, capaz de transmitir mucho más. ¿Dónde está el truco? En el precio, claro.

El Cadillac CT-5 V Blackwing no llega a 90.000 euros y por poco más de 100.000 euros lo puedes tener equipado hasta arriba. El BMW M5 CS supera los 200.000 euros. Una diferencia absolutamente abismal entre uno y otro y que, bajo mi punto de vista, está justificada. El M5 CS es la berlina deportiva más potente y salvaje de la historia. Y eso, se paga.


 

Y además

Buscador de coches